Especial/ Se trata de un dispositivo hecho en acrílico, el cual realizaría la prueba rápida con una gota de sangre; sería de muy bajo costo,
La prueba es de bajo costo y se haría a través de una gota de sangre

Para colaborar en la reactivación económica de México, investigadores del Cinvestav Unidad Monterrey están desarrollando una prueba rápida de COVID-19, masiva y de bajo costo, que podría aplicarse en los trabajadores de las empresas que están retornando a sus labores.

Se trata de un dispositivo hecho en acrílico, el cual realizaría la prueba rápida con una gota de sangre; sería de muy bajo costo, y de concretarse el esquema, su fabricación podría ser masiva para poder aplicarlo en diferentes lugares, entre éstos están las empresas que están en reactivación económica.

La prueba identificaría, a través de sangre y nanopartículas, qué persona ha desarrollado anticuerpos de SARS-Co-2 en su sistema inmunológico, con lo cual entraría a un esquema alta probabilidad de tener COVID-19.

Hasta ahora pruebas similares están autorizadas en Estados Unidos, otras más por la Agencia Europea de Medicamentos, pero en México no hay nada similar, confiable y de bajo costo, para hacer una detección masiva.

 

“El Cinvestav Unidad Monterrey, en colaboración con el CIMAV Unidad Monterrey, desarrollan una alternativa de detección rápida que podría emplearse en clínicas móviles o para empresas que busquen asegurarse que su personal reingrese a sus labores”, señala el comunicado del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional.

El titular de la investigación, Gabriel Caballero Robledo, explicó que el dispositivo tendría el tamaño similar al de una moneda y es para detección de anticuerpos asociados a la presencia de enfermedades infecciosas, pero con adaptación a anticuerpos asociados al COVID-19.

“La microfluídica permite desarrollar este tipo de dispositivos, la idea es miniaturizar los procesos hechos en los laboratorios de diagnóstico médico y de esa forma se tiene más control de procesos, al tiempo que se emplea menor muestra (solo una gota de sangre), y tanto la prueba como los resultados se realizarían en un solo lugar en cuestión de minutos”, explicó el investigador.

El uso de nanopartículas magnéticas y una enzima de detección hará que exista una reacción fluorescente en el dispositivo para definir si la persona ha generado anticuerpos contra el COVID-19.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.