Mi pareja me dejó por enésima vez. Tiene esta costumbre. Discutimos por algo y me deja... Hice el rídiculo una vez más... fui a suplicarle a su casa hasta que terminé con un ataque de ansiedad horrible ante sus negativas. Se enoja por todo y encima me dice que agarra sus cosas y se va, levamos cinco años. Yo tengo dos hijos y él uno. Él se queja de que soy laxa con la educación de mis hijos y yo pienso que él es demasiado estricto. Ayer consideró suave la manera de castigar a mi hijo y se molestó. No se puede decir nada de su hijo porque entonces él puede sacar los mil defectos de los míos. Dice que tenemos formas  muy diferentes de educar. Soy maestra, entiendo de niños y de emociones aunque ahora mismo las mías se hayan desbordado.

Estoy desesperada. Todo es maravilloso entre nosotros menos la manera de enfrentarnos a una discusión. Finalmente me dejó, dijo que si busco ayuda para controlar mis ataques de ansiedad hablaremos...

Estos cinco años han sido complicados, por el miedo de que ante cualquier conflicto se enojara y me dejara... eso es duro. Estoy desolada. Quiero estar con él porque nos queremos y porque tenemos muchas cosas positivas.

Desbordada

 

Estimada Desbordada:

Creo que si durante cinco años aprendiste a vivir con miedo, eso es lo más tóxico que hay. Ahora que él terminó contigo no te digo que no atravieses un duelo, pero sí una vez que pase asume que es lo mejor para ti y tus hijos. Ni tu, ni él pueden desprenderse de sus hijos y deben asumir que si no están dispuestos a generar una forma común de educar, lo mejor es cortar por lo sano. Suerte, todo pasa.