“Hoy tenemos una salud financiera en el Instituto, se está cumpliendo a cabalidad con las responsabilidades que tenemos con los pensionados, dijo José Luis Moreno, director de Pensiones del Estado

El Instituto de Pensiones para los Trabajadores del Estado sí tiene un déficit entre el gasto y el ingreso en estos momentos, sin embargo, esto no significa por el momento un riesgo para los derechos de sus asegurados, además se está trabajando en una reforma que equilibre las finanzas, explicó su director José Luis Moreno Aguirre.

“Llevamos meses trabajando en un proyecto de reforma, estamos estudiando de una manera integral atender el gran reto de fortalecer el fondo de pensiones de los burócratas estatales”, dijo Moreno Aguirre.

Para esta tarea se han reunido con especialistas y las partes involucradas, como el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE) y la administración estatal, quienes tienen una buen disposición en hacer una reforma que equilibre las finanzas a mediano y largo plazo, y estamos muy poco de terminar el proyecto.

“La instrucción es que con disciplina y apego a la ley fortalezcamos la institución, para que con ello podamos proteger a los coahuilenses”, explicó el director.

Reconoció que no solo el Instituto, sino todos los fondos de pensiones en el mundo están presionados por la cuestión económica y porque aumenta la esperanza de vida de las personas, además la pandemia de COVID-19 va a impactar de manera negativa a los sistemas en el próximo año.

De acuerdo con Moreno Aguirre, después de la crisis de salud por la pandemia, tendrá un impacto financiero hacia los fondos pensionarios, por eso también se está haciendo la reforma, para estar preparados.

“Hoy tenemos una salud financiera en el Instituto, se está cumpliendo a cabalidad con las responsabilidades que tenemos con los pensionados, inclusive pagamos de uno a dos días antes para que no tengan que hacer filas en las instituciones bancarias que ellos seleccionaron para recibir sus percepciones”, señaló.

PREVÉN CREZCA PADRÓN MÁS DEL 100 POR CIENTO

Actualmente hay 2 mil 901 pensionados en el Instituto, sin embargo, la cifra varía de manera constante por nuevos ingresos y fallecimientos.

Pero en 2021, de acuerdo con especialistas actuariales, y por la misma dinámica que está generando el COVID-19, este año se espera que sea atípico, y la base de pensionados y jubilados se prevé pueda crecer hasta un 100 por ciento más.

Se estima que de 240 pensionados anuales, la cifra pase a más de 600 personas, lo que se considera un impacto económico, porque todos tienen el derecho y el Instituto la obligación de otorgarles su percepción en tiempo y forma.

“A todos ellos se les va a garantizar su pensión como lo marca la ley. En 2020 prácticamente los números no se movieron y de 2015 a 2020 los números de pensionados oscilaron entre 235 a 250 personas por año”, explicó Moreno Aguirre.