Twitter
Pese al operativo que se desplegó con apoyo del ejército y la Guardia Nacional no se logró detener a ninguno de los presuntos agresores

En un "deshuesadero" o "yonke" que funcionaba como casa de seguridad, en las cercanías de Villa Juárez, Navolato, se rescató a una persona privada de su libertad y se aseguró una granada de mano, cargadores abastecidos y tablas que servirían para golpear a personas.

Cristóbal Castañeda Camarillo, secretario de Seguridad Pública, dijo que el hallazgo se produjo luego de que un grupo armado, integrado por 10 personas, se enfrentó a elementos de la Policía Estatal Preventiva, en el que un agente resultó herido en un glúteo.

Los delincuentes, que se presume se ocultaban en dicho negocio disfrazado, se toparon con un convoy de policías que vigilaban la carretera, conocida como la 20, que conduce a la sindicatura de Villa Juárez, por lo que se registró un fuerte enfrentamiento.

Pese al operativo que se desplegó con apoyo del ejército y la Guardia Nacional no se logró detener a ninguno de los presuntos agresores, pero se ubicó su casa de seguridad, donde mantenían a una persona atada y privada de su libertad, cuya identidad se desconoce.

Dio a conocer que en el "yonke", se encontraron tres vehículos, entre ellos una camioneta de lujo con reporte de robo, por lo que se dio parte a la Fiscalía General del Estado del hallazgo para que se abra una investigación.

En el mes de febrero del 2018, muy cerca de esta zona, en el ejido Novatillo, sindicatura de Eldorado, Culiacán, se ubicó una especie de "yonke", en donde se detuvo a dos personas, a los cuales se les sorprendió desmantelando nueve vehículos con reporte de robo.

La Fiscalía General del estado documentó que este negocio de compra y venta de autopartes, de nombre "Dogy", es el mismo que en junio del 2017 fue cateado, al encontrarse 93 unidades con reporte de robo o con alteraciones de sus series de registro.

Sobre este descubrimiento se estableció que personal de la Unidad Especializada en Robo de Vehículos detectó que cerca del negocio había tirado matrículas de vehículos, por lo que, al cotejar sus siglas, se descubrió que tenían reporte de robo.