Tim Cook, CEO de Apple. Foto: AP
La empresa dijo que el pago fiscal será "probablemente el mayor jamás realizado de su tipo”.

El gigante de la tecnología Apple pagará unos 38,000 millones de dólares en impuestos para repatriar sus beneficios en el extranjero, tras la aprobación el mes pasado de la reforma fiscal, dio a conocer la compañía, que también anunció importantes inversiones en Estados Unidos.

La empresa dijo que el pago fiscal será "probablemente el mayor jamás realizado de su tipo”.

Previamente, las empresas con sede en Estados Unidos pagaban un impuesto del 35 por ciento -entre las mayores tasas de las economías avanzadas a nivel mundial- sobre las ganancias globales, aunque éste se aplicaba solo a los beneficios en el extranjero cuando se transfería efectivo al país.

El más reciente reporte trimestral de la empresa de los iPhones en noviembre indicó que tenía reservas por 252,000 millones en ganancias devengadas en el extranjero, monto equivalente a la economía anual de Finlandia.

La nueva legislación estadounidense prevé una tasa de repatriación de 15.5 por ciento sobre beneficios en el extranjero.

Tim Cook, CEO de Apple. Foto: AP

Además en los próximos cinco años Apple se propone invertir 30,000 millones de dólares en Estados Unidos, según lo anunció este miércoles.

Alrededor de una tercera parte se destinará a centros de investigación en Estados Unidos. El fondo para la consolidación de la producción high-tech en el país será ampliado de 1,000 a 5,000 millones de dólares.

Además Apple se propone abrir un nuevo campus para sus colaboradores en un lugar que aún no precisó. Asimismo surgirán 20,000 nuevos empleos en instalaciones ya existentes.

En total Apple aportará en los próximos cinco años 350,000 milllones de dólares a la economía estadounidense, se indicó, sin dar precisiones sobre este cálculo.