Hola, tengo una relación de 10 meses con mi pareja, donde hubo afinidad en todo y planes futuros serios, quería formalizar mi relación con ella y dejar atrás todo mi pasado cerrando un capítulo en mi vida, por esta razón hace 25 días estando en casa de mi novia, decidí por el camino de regreso a casa, pasar por la casa de mi expareja para platicar, perdirle perdón y cerrar ese capítulo que me atormentaba, y así lo hice, hable con ella de todo, nos perdonamos y me quedé en esa casa porque era muy tarde, no pasó nada más, esa noche estaban sus familiares. Cerrar el capítulo pasado trajo consigo paz en mi corazón, y más ganas de continuar y avanzar con mi pareja, fue un detonte de ánimo increíble, solo que mi pareja se dio cuenta de aquella vista, ante eso y el temor de perderla, le mentí en un principio, pero luego al día siguiente le conté lo sucedido. Ella tomó la situación como si le hubiera fallado como una situación de infidelidad por haberme quedado esa noche. Yo le ofrecí disculpas, me arrepentí de haber ido en un momento inapropiado, le he demostrado mi sincero arrepentimiento y compromiso con ella, casi le he rogado que recapacite y no terminar la relación... no sé qué más hacer o qué camino tomar pues la amo mucho y quiero casarme con ella, ella se resiste a darme otra oportunidad.

Desesperado

Estimado Desesperado:

Decía mi mamá, 'no hagas cosas buenas que parezcan malas' y creo que en tu caso explica la situación. Ahora bien, pedir perdón, cerrar ciclos, las conversaciones de cierre... todo eso hay que hacerlo antes de iniciar una nueva relación.

A veces para entender lo que sienten los demás y que nos parece injusto y desproporcionado, funciona darle la vuelta: imagina que esta situación hubiera sido al revés. Si deciden mantenerse unidos, no vale la pena asumir el papel del acusado y el del fiscal. Este comportamiento no fortalece la confianza, sino que arroja un resultado completamente opuesto: la debilita.

apartado500v@gmail.com