Hola, escribo para pedir un consejo porque estoy agotada. Desde que pasamos a mi niño a la cama, hace seis meses, y ahora tiene tres años, NO quiere dormir solo si no es conmigo. Ni siquiera con su papá y lo que es peor: se despierta todas las noches tres veces, como un reloj, pidiéndome que me acueste con él. Como comprenderá estoy agotada y a veces llego al trabajo como un zombi. Le propuse a mi esposo intentar la técnica del libro “Duérmete Niño”, el famoso método Estivill, pero me dice que le resulta inhumano dejar al niño llorar y que no está dispuesto ¡Claro, como él no tiene el problema porque con él no quiere dormir!. Necesito ayuda. ¿Qué puedo hacer?

Desmañanada

Estimada Desmañanada:

Mi primera recomendación es que respires, date un momento para tranquilizarte y luego analiza la situación, dormir es una rutina y podemos  enseñar a dormir como hemos enseñado otras rutinas: en un mismo sitio, a una misma hora y de una misma forma, para que cuando llegue el momento de ir a dormir el niño sepa qué tiene que hacer.

Las rutinas se aprenden mejor si las “separamos” unas de otras, de forma que después de cenar vamos a retirar todos los elementos que tengan que ver con la comida o el ocio.

Prepara una silla en la habitación del niño para ti. Explícale que a partir de ahora vas a sentarte ahí hasta que se quede dormido.Cuando te pida algo que pueda obtener por sí mismo, como tomar agua o ir al baño, o bien quiera iniciar una conversación contigo, tu respuesta debe ser una y siempre la misma, por ejemplo, “ahora toca dormir, mañana hablamos”. No muestres enojo ante su insistencia y peticiones durante todo el proceso y hasta que se quede dormido, o aprenderá qué hacer para sacarte de tus casillas. Anota cada noche el tiempo que tarda en dormirse desde que lo dejas en su cama cada noche y tras cada despertar.Elogia al niño/a cada mañana que se despierte en su cama y haya dormido solo, aunque haya tardado tiempo en dormirse y haya hecho peticiones.

apartado500v@gmail.com