Por una denuncia anónima, cuatro minas que operaban presuntamente en forma clandestina fueron clausuradas por la Secretaría del Trabajo.
El exfuncionario negó la información proporcionada por la activista Cristina Auerbach

El empresario y exfuncionario público, Luis Alfonso Rodríguez, negó tener vínculos con las empresas Minera Carbonífera Ranchería S.A. de C.V., y Carbonífera La Gloria, mismas que recientemente fueron clausuradas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) por irregularidades que se detectaron.

En la edición del pasado 26 de julio, VANGUARDIA publicó, con base en información proporcionada por la activista Cristina Auerbach, que la STyPS clausuró cuatro que operaban presuntamente en forma clandestina en la región carbonífera del estado y que incumplían con disposiciones como el otorgar seguridad social a sus trabajadores.

La información consignaba que Luis Alfonso Rodríguez, exfuncionario público y empresario minero, estaba relacionada con dos de las empresas que manejaban las minas canceladas, sin embargo esa información fue desmentida por el mismo Rodríguez, quien aseguró no tener ningún vínculo con esas compañías.

“Quiero aclarar que de la empresa Carbonífera La Gloria no soy ni dueño ni socio de esa empresa”, dijo, “no tengo nada que ver con ellos, no sé ni de quién son esas empresas”.

Rodríguez Garza aseguró que sí es empresario del ramo minero, sin embargo su empresa tiene un nombre diferentes y cumple con todos los requisitos exigidos por la STyPS, además de que sí otorga seguridad social a sus trabajadores.

“En la empresa estamos trabajando en un ejido que se llama Obayos, tenemos desarrollos mineros, tenemos nuestra plantilla en el IMSS, nos apegamos a los requisitos de la Secretaría del Trabajo en cuanto a lo que indica, no tenemos ninguna restricción y seguimos en la producción del mineral del carbón siguiendo las leyes para no meternos en problemas”, comentó.

‘INFORMACIÓN ERRÓNEA LA QUE LE DIERON A AUERBACH’

Agregó que la publicación se derivó de una información errónea que le hicieron llegar a Auerbach, pero que incluso ya habló personalmente con ella para aclarar la situación.

“Yo con Cristina hablé por teléfono, comentándole y diciéndole que le habían pasado una mala información, que habían tomado de su Facebook, le dije que lo podía corroborar en la Secretaria del Trabajo y está muy consciente de que yo no tengo nada que ver”.

Por su parte, Auerbach confirmó a VANGUARDIA la aclaración de Rodríguez Garza y aseguró desconocer los motivos por los que trabajadores lo vincularon con las minas clausuradas.