Esta mañana en Derramadero la temperatura descendió hasta los 8 grados centígrados bajo cero / Foto: Orlando Sifuentes
El director de comunicación social de FCA México dijo que los trabajadores estuvieron bajo resguardo

Luego de que trascendiera que más de una docena de obreros en Derramadero fueron abandonados a la intemperie la madrugada de este viernes, al no poder regresar a Saltillo por las inclemencias del tiempo, el director de comunicación social de FCA México desmintió los hechos: ‘’Nunca abandonamos a nuestros empleados. 

Todos estuvieron bajo resguardo absoluto’’, declaró Miguel Ceballos.

A través de redes sociales, trascendió que a las afueras de una planta de Derramadero al sur de Saltillo, más de una docena de trabajadores se encontraban sin refugio, debido a que los transportes de personal no pudieron abordar la carretera por el cierre de seguridad que aplicaron miembros de Seguridad Pública. 

Miguel de Ceballos, director de Comunicación Social y Relaciones Públicas de FCA México, dijo que la situación se pudo haber prestado a un mal entendido, después de que algunos de los empleados publicaran fotos a las afueras de las plantas manufactureras, cuando salieron a observar la caída de nieve.

‘’Dijeron que los empleados estaban afuera sin cobijo, y muchas cosas más. Todo es una mentira; nuestros empleados tuvieron cobijo, servicios de comida y servicios médicos, y nuestras plantas tienen calefacción. Si alguno salió a tomarse una foto, fue por voluntad propia, y no porque nosotros los hubiéramos echado del lugar’’, declaró Miguel Ceballos. 

Después de desmentir la situación, Miguel Ceballos aseguró que los empleados permanecieron durante la noche en la planta en la zona que está habilitada para usos múltiples, y alrededor de las 12 del mediodía fueron reanudadas las actividades en la carretera de Saltillo-Derramadero, para llevar a los empleados a su destino.

Explicó, que el cierre de las carreteras también perjudicó la entrada al primer turno de los más de 3 mil empleados que laboran en las empresas de Derramadero, y las actividades en la industria de la zona se todavía se encuentran varadas. 

‘’Si nos afecta un poco en pérdidas, pero nuestra prioridad era regresar a las personas a sus lugares. Ahora esperaremos que  se mejore el clima para poder continuar con las actividades en la industria.