Archivo
Deja de invertir 4.9 mdp, adjudica contratos violando normas y no revisa perfil adecuado de su personal

A pesar de las necesidades de la población, la Secretaría de Salud de Coahuila “desperdició” al devolver a la Tesorería de la Federación 4 millones 942 mil 189 pesos que no ejerció durante el 2017 dentro del Programa Inclusión Social Prospera, el cual va enfocado a población en pobreza extrema.

Por los hechos anteriores y otras irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación en la revisión de la Cuenta Pública 2017, se solicitó a la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas iniciar tres procedimientos administrativos en contra de funcionarios públicos.

Una de las solicitudes que hace la ASF es iniciar procedimiento administrativo en contra de los servidores públicos, que en su gestión, no ejercieron recursos del Prospera Programa de Inclusión Social, al 30 de abril de 2018, cuando terminó la auditoría.

Archivo

Otro procedimiento administrativo se solicitó porque la Secretaría de Salud de Coahuila incumplió con verificar el perfil de las personas contratadas y pagadas –en algunos casos- con recursos del Prospera. 

El tercer procedimiento ordenado por la ASF contra servidores públicos estatales porque “no verificaron que las adjudicaciones directas rebasaron los montos máximos autorizados para adjudicar los contratos bajo esta modalidad, sin acreditar haber fundado, motivado y soportado la excepción a la licitación pública”.

Además se pide al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que audite a Servicios de Salud de Coahuila a “fin de constatar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, debido a que no acreditó haber enterado el Impuesto Sobre la Renta retenido a los Trabajadores de los Servicios de Salud de Coahuila”.

Archivo

La Auditoría Superior de la Federación hizo una revisión de 26 millones 960 mil pesos, que representaron el 87 por ciento de los 30 millones 951 mil pesos aportados por el Gobierno Federal para el funcionamiento del programa Prospera en Coahuila.

Al 31 de diciembre de 2017 se detectó que no se había ejercido el 15.2 por ciento de los recursos asignados a la entidad, y en otra revisión, al 31 de marzo del 2018, se comprobó que seguían sin haber sido ejercidos.

Fue hasta el 15 de mayo de 2018 que la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas a través de un oficio dio a conocer a la ASF que el dinero se había regresado a la Tesorería de la Federación.

Los ‘detalles’ detectado por ASF
Fueron tres las irregularidades que el órgano fiscalizador ubicó en esta revisión: 
- No se ejercieron 4 millones 942 mil 189 pesos; fueron devueltos
- Se incumplió al verificar perfil de personal contratado y pagado, en algunos casos, con este programa
- Se realizaron adjudicaciones directas que rebasaron el monto máximo autorizado bajo esta modalidad 
Fuente: ASF