Foto: internet
Psicólogos, nutricionistas, sexólogos, entrenadores personales... todos tienen el consejo para arrancar el día

MADRID.- “La gente que realiza estiramientos nada más despertarse es tan feliz que incluso da rabia”. Esta contundente afirmación la hace Amy Cuddy, psicóloga de la Universidad de Harvard y autora de Presence: Bringing your boldest self to your biggest challenges (Presencia: Enfrentar tu yo más audaz a tus mayores retos), libro que estudia cómo la postura corporal puede influir en nuestros pensamientos y emociones. “Podemos sentirnos más seguros de nosotros mismos simplemente tomando una pose enérgica que refleje fuerza y confianza”, explica Cuddy en uno de los estudios que realizó para Harvard.

Expertos en distintas especialidades y gente anónima con diferentes circunstancias personales y profesionales explican qué es lo que se debe hacer nada más levantarse para enfrentarse positivamente al día.

1. “Lo primero que hago al levantarme es escuchar I feel good, de James Brown”, Rosario Linares, psicóloga de Prado Psicólogos. Y se explica: “Si el primer estímulo que recibes es alegre, te posiciona para afrontar el día con ánimo. Evidentemente, cada uno debe buscar la música que le provoque bienestar. Enya, Sade o la música clásica son buenas opciones para aquellos que prefieren despertar poco a poco. Pero puede ser Metallica, si así te gusta”.

2. “Repetir mentalmente una afirmación positiva con los verbos ser y estar, por ejemplo: ‘Estoy en paz y desde esta paz vivo el día que tengo delante’. Repítelo tres veces mentalmente y, al terminar, abre los ojos y levántate despacio”. Ramón Leonato, presidente de la Sociedad Española de Meditación.

3. “Hacer un diario de los sueños que se han tenido. Los sueños dan información de lo que está en nuestro inconsciente. Anotarlos y pensar sobre ellos ayuda a conocernos más a nosotros mismos”, María Gutiérrez Raposo, psicóloga.

Mañanero/Foto internet

4. “Tener relaciones sexuales. El ritmo de vida complica encontrar el momento ideal para la intimidad en pareja y las mañanas son la mejor opción para hacerlo. Los biorritmos de hombres y mujeres se encuentran en un momento óptimo para el encuentro sexual”. Juan Macías Ramírez, sexólogo.

5. “Pensar en cómo nos queremos sentir en vez de dejarnos sobrepasar por las obligaciones que nos esperan”, Mikah de Waart, holandés experto en motivación personal. Decidir cómo vamos a enfocar los retos que nos depara cada nuevo día evita que el tedio que suele ir ligado a las tareas cotidianas condicione nuestro estado emocional. 

6. “Escribir en un papel tres cosas que agradecemos, incluso aunque se den por supuestas. Puede ser dar gracias por tener una pareja a la que quiero, gracias porque mi hijo está sano, gracias por tener un trabajo que me gusta...  Nos coloca inmediatamente en una actitud positiva”. Rosario Linares, psicóloga.

foto: internet

7. “A mis 85 años sigo preocupándome por estar guapa. Lo primero que hago al levantarme es pasar un rato en el baño donde me aseo y me peino. Cuando estoy lista voy a desayunar”. Rosa Rojas, 85 años, ama de casa de toda la vida.

8. “Subir las persianas, y dejar que entre luz natural. Ayuda a empezar el día con más vitalidad”, María Gutiérrez Raposo, psicóloga.

9. “Muy importante acabar la ducha con unos segundos de agua fría. También en invierno. Con ello se consigue reactivar la circulación y espabilar”. Miguel Naranjo, entrenador personal.

10. “Comer un plátano y salir a andar a paso ligero por el barrio”. Gonzalo Maganto (38 años, Madrid), entrenador personal. “El plátano aporta la energía necesaria para activar el cuerpo a primera hora del día antes del desayuno”, añade.

personalizar la melodía con la que quieres despertar en tu reloj/Foto Archivo

11. “Personalizar el despertador con una melodía que nos guste y a un volumen progresivo que vaya de menos a más”. Juan Macías Ramírez, sexólogo. “Despertar de una manera suave y con estímulos agradables nos ayuda a afrontar el día de buen humor y con energía”, añade.

12. “Es importante no posponer el despertador cuando suena, ya que al hacerlo volvemos a iniciar otro ciclo de sueño e interrumpirlo de nuevo hace que nos despertemos de peor humor y más cansados”, Rosario Linares, psicóloga.

13. “Dedicar unos minutos a la meditación ayuda a despejar la mente”, Rosario Linares, psicóloga. “Nos concentrarnos en nuestra respiración. También se puede contar de 1 a 10 con cada inspiración y luego de 1 a 10 en la exhalación e ir alternando”, según la psicóloga

Hablar/Foto Archivo

14. “Realizar alguna actividad placentera, como hablar o compartir pensamientos con otras personas que viven en la casa. Aunque nos dé pereza interactuar nada más levantarnos nos ayuda a afrontar el día de mejor humor”, María Gutiérrez Raposo, psicóloga.

15. “Abre los ojos y sonríe mientras te estiras emitiendo un sonido gutural”. Guillermo V. Rodríguez, nutricionista. Asegura que este acto sirve para que los músculos, relajados después de toda la noche en reposo, comiencen a activarse.

16. “Un buen consejo es iniciar el día realizando la tarea más compleja. Primero, porque nos la quitamos de encima cuanto antes. Estamos en nuestro momento de mayor productividad y hay que aprovecharlo. Además, evita acostumbrarse a procrastinar [postponer aquello que debemos hacer]”.  Juan Macías Ramírez, sexólogo.

Bañarse/Foto Archivo

17. “Lo más importante es que la mente se concentre en lo que el cuerpo está haciendo. Ya sea en el café que nos estamos tomando o en la ducha que nos estamos dando. De esta forma se sincroniza cuerpo y mente. En el primer gesto del día se puede reconocer cómo estamos y cómo nos sentimos con nosotros mismos”. Verónica Guzmán, psicóloga especializada en Mindfulness, concepto psicológico basado en la meditación budista.

18. “Mirar qué hora es e intentar ubicar en qué día de la semana estoy. Al trabajar de noche siempre vives desorientado, así que lo primero es ubicarse”. Daniel Jiménez, 29 años, editor de noche en una agencia de noticias.

19. “Quedarme con el pijama puesto hasta casi la hora de comer. Trabajar en pijama es una de las mayores maravillas laborales”. Antonio Torres (35 años), que trabaja desde su casa como diseñador gráfico.

desayuno balanceado/Foto Archivo

20. “Desayunar sentado y tranquilamente. 15 minutos son suficientes para disfrutar de algo que a todos nos gusta y nos relaja: comer”. Guillermo V. Rodríguez, nutricionista. Y aconseja un desayuno adecuado: una pieza de fruta, un cereal (galletas, tostadas de pan, o un bol de avena), un lácteo (yogur, queso, leche) y una bebida (café, té o infusión).

21. “Duermo casi siempre en hoteles, así que antes de acostarme trato de memorizar dónde está el interruptor de la luz. Lo hago a conciencia. Para que nada más levantarme lo encienda”. Ezequiel García, economista de 34 años, que se pasa viajando buena parte del año. “Después de encender la luz, debo recordar en qué ciudad estoy”, añade.

22. “Incluso todavía en la cama, es recomendable hacer un estiramiento de la zona lumbar, afectada muchas veces por mala posición al dormir. Luego ya, arriba”. Miguel Naranjo, entrenador personal.

23. “Lo primero que hago es coger a mi hijo en brazos y darle un beso”. María Sánchez, enfermera de 29 años de baja por maternidad para cuidar a su bebe de dos meses.

Foto: Internet

24. “Sonreír ante el espejo después de una ducha gratificante. Ese acto tan simple predispone positivamente a afrontar positivamente el día”. Guillermo V. Rodríguez, nutricionista.

25. “Tomar semillas de chía con zumo de lima”. Carla Sánchez Zurdo (32 años, Madrid), nutricionista y entrenadora personal. Recomienda empezar el día con una bebida a base de estas semillas chía (que se compran en herbolarios) porque se trata de un alimento muy completo: aporta proteínas, aminoácidos, ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6)... “Se elabora dejando una cucharada de semillas en remojo en agua tibia durante 30 minutos; después se le añade zumo de una lima y edulcorante al gusto. La gente que no tenga 30 minutos por las mañanas puede dejar las semillas macerando desde la noche anterior. Luego, preparo el desayuno”, explica.

26. “Importantísimo evitar frases (y pensamientos) sobre lo horrible que va a ser el día”. Rebeca Pardo, psicóloga

foto: internet

27. “Beber un vaso de agua con antioxidante, como el limón, que ayuda a hidratarnos y acelera el sistema digestivo”. Elena Muñoz del Val, médico de Medicina de Familia.

28. “Es importante empezar el día con un estado emocional positivo. Levantarnos con tiempo, para preparar nuestro cuerpo y nuestra mente para el resto del día. Realizar cinco minutos de meditación, o simplemente una serie de 10 respiraciones profundas que servirán para empezar la jornada con más serenidad”. Eva Hidalgo, entrenadora personal. Y añade: “Destinar al menos 15 minutos al desayuno. Que sea un acto relajado”.

29. “Decirse a sí mismo frases positivas. Realizar un autodiálogo positivo y energizante con nosotros mismos. Con frases como: '¡Allá vamos, a por el día!', o '¡yo puedo con esto y con más!'. Son eficaces para levantar el ánimo”. Eva María Barata, Psicóloga Clínica y de la Salud

Estiramiento de cuello/ Foto Internet

30. “Realizar estiramientos de cuello, que ayudan a aliviar esa rigidez que sentimos al levantarnos. Solo con ese breve ejercicio ya arrancas con positividad”. Selene Hoyas, fisioterapeuta y profesora de Pilates.