Expansión. Estados como Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Michoacán han sufrido la invasión en sus comunidades de integrantes del narco. cuartoscuro
Para la organización Save the Children, esta problemática tiene afectaciones en todas las esferas de la vida, como la integridad física, sicológica y emocional

CDMX.- En México, los conflictos y la violencia han desplazado a 9 mil 700 personas, sólo de enero a diciembre de 2020. La cifra de afectados, unos 357 mil desde que el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Forzado Interno comenzó a medir el fenómeno en 1998, es parte de su reporte global 2021.

Especialistas en el tema plantean que los más vulnerables son los menores de edad.

Para la organización Save the Children, esta problemática tiene afectaciones en todas las esferas de la vida, como la integridad física, sicológica y emocional.

“Los niños son expuestos a estrés postraumático y esto puede afectar su desarrollo, por estas situaciones de violencia e inestabilidad”, dice José Lugo, especialista en migración de Save the Children.

“Muchos son resilientes pero hay límites. Esto puede llevarlos al consumo de drogas o a acceder a otros tipos de violencias”.

El IDMC es una organización internacional especializada en el desplazamiento forzado interno y tiene colaboración con México desde julio de 2019.

El trabajo conjunto en esta materia busca un mejor entendimiento del fenómeno mediante la sistematización de datos y la visibilización de la problemática, para así poder atender recomendaciones internacionales basadas en los impactos y los contextos de los países.

A nivel mundial hay 48 millones de personas desplazadas como resultado de los conflictos y la violencia en 59 países.

El centro de monitoreo refiere que la violencia en México y los enfrentamientos continuaron a pesar de la pandemia, lo que llevó a cierta población a abandonar sus hogares.

“Los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación [CJNG] y La Familia Michoacana, en Guerrero, provocaron alrededor de 2 mil 300 desplazamientos entre enero y febrero, dejando comunidades despobladas. Fue el mayor evento de desplazamiento del año”, indica el documento del IDMC.

Se menciona que los grupos criminales buscaron expandir sus actividades y los estados más afectados fueron Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Michoacán.

Los eventos de desplazamiento informados por medios y las organizaciones tuvieron lugar en zonas rurales que han sido afectadas por la violencia, lo que ha provocado que, con frecuencia, la capital y el Edomex alberguen a un número considerable de la población desplazada, y esto se puede observar en el Censo 2020.