Foto: Especial
La ex titular del módulo, Argentina Pérez Enríquez, dijo que con antelación ella y otro trabajador firmaron un contrato que concluyó el 31 de diciembre pasado, fecha en que se cerraron las puertas de la oficina

Acuña, Coah.- Los consumidores de Acuña están totalmente desprotegidos ya que el módulo que fue inaugurado en noviembre de 2017 permanece cerrado desde el uno de enero y no se le informo a la ciudadanía.

La ex titular del módulo, Argentina Pérez Enríquez, dijo que con antelación ella y otro trabajador firmaron un contrato que concluyo el 31 de diciembre pasado, fecha en que se cerraron las puertas de la oficina.

“Ahora todo aquel consumidor de algún bien o servicio que se sienta afectado deberá acudir hasta Piedras Negras a interponer la denuncia correspondiente o en su caso utilizar las páginas de Internet de la Procuraduría Federal del Consumidor”, dijo. 

Al momento de la entrega de las llaves y el mobiliario, también se entregaron a las autoridades de la Dependencia en la capital del Estado 20 expedientes en proceso, de los cuales ya no se supo de su situación legal.

Reconoció que la poca cultura de los consumidores para defenderse y el no solicitar facturas, contratos y demás documentos a la hora de una relación comercial, puede ser un factor para que las autoridades se muestren apáticos para que continúe operando un módulo de PROFECO en Acuña.