Tomada de Internet
El WR de Oakland, quien ha usado su casco por más de 10 años, ansía reunirse con sus compañeros tras superar sus lesiones

El receptor abierto estelar de los Raiders de Oakland, Antonio Brown, dijo vía redes sociales este lunes que ansía reunirse a sus compañeros luego de perder su recurso ante la NFL por la petición de portar su casco viejo.

"Aunque estoy en desacuerdo con la decisión del mediador, trabajo para recuperar la salud y ansío reunirme con mis compañeros de equipo sobre el campo. Estoy emocionado por la temporada y aprecio las preocupaciones por mis pies!", escribió el receptor en su cuenta de Instagram.

Brown, quien ha estado lidiando con congelación en los pies como resultado de un accidente de crioterapia, deseaba seguir portando su casco de siempre, que no es uno de los modelos más nuevos que manda la liga, dijeron fuentes a ESPN. Brown cree que el nuevo casco, aprobado por la liga, interfiere con su visión mientras intenta atrapar el ovoide.

El viernes, Brown tuvo una llamada de dos horas con un mediador independiente, dijeron fuentes a ESPN, para argumentar el por qué se le debería permitir seguir utilizando su casco de 10 años de edad. Se cree que ha utilizado el mismo casco a lo largo de toda su carrera.

El mediador para el recurso se reunió con oficiales de la liga, representantes del jugador y representantes del sindicato en Philadelphia, dijo una fuente a ESPN.

 

Con información de Adam Schefter.