Después del tomate, viene el aguacate