ESPECIAL
Los pagos derivados de cubrir servicios, como luz e internet, deben estipularse por escrito y no considerarse como parte del salario base integrado del trabajador, sino la prestación de una herramienta

Tras la publicación del decreto en materia de teletrabajo en el Diario Oficial de la Federación, se presentan nuevas obligaciones y desafíos para empleadores, apuntó el CEEF.

“Uno de los retos es la manera en la que se realizará el reembolso para que el pago de servicios en telecomunicación, del cual será responsable el patrón, no sea un ingreso gravable. Este aspecto deberá regularse ante las Leyes Fiscales para que, en su lugar, sea un gasto deducible para las empresas”, señaló Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal.

Puntualizó que los pagos derivados de cubrir servicios, como luz e internet, deben estipularse por escrito y no considerarse como parte del salario base integrado del trabajador, sino la prestación de una herramienta.

El presidente del CEEF agregó uno de los desafíos para las empresas, a partir de la modificación será la relación de home office se tiene que especificar dentro de los reglamentos internos de trabajo, o bien, en los contratos colectivos, cuando estos últimos no existan. Asimismo, la empresa necesita desglosar las características que perimirían la correcta ejecución.

Debido a que la desconexión digital es un derecho constitucional, se necesita establecer que esta práctica será supervisada por los tribunales, o instancias correspondientes, para determinar las medidas a tomar cuando se incumpla con la desconexión.