Especial
La Santa Sede envió a dos arzobispos para investigar las acciones de Holley desde que ascendió a obispo en el 2016, según versiones de prensa.

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco destituyó al obispo de Memphis, monseñor Martin Holley, cuya diócesis en Tennessee está siendo investigada por el Vaticano.

La Santa Sede no explicó las razones de la destitución. En un escueto comunicado emitido el miércoles, el Vaticano se limitó a decir que Francisco lo “relevó de su gestión pastoral” y nombró al arzobispo de Louisville, Joseph Kurtz, para reemplazarlo temporalmente hasta que se nombre a un nuevo obispo.

El lenguaje usado en el comunicado es el que suele utilizar el Vaticano cuando el papa decide destituir a un obispo que se niega a renunciar voluntariamente.

Hace algunos meses, la Santa Sede envió a dos arzobispos para investigar las acciones de Holley desde que ascendió a obispo en el 2016, según versiones de prensa.

Un asistente de Holley renunció abruptamente en junio.

Los resultados de la investigación del Vaticano no se han publicado. La diócesis de Memphis dio a conocer un comunicado el miércoles, pero no explicó los motivos de la destitución de Holley.

“Anhelo trabajar con sacerdotes, la curia y feligreses de la diócesis de Memphis para promover la estabilidad, la paz y la sanación hasta que el papa Francisco designe a un nuevo obispo”, dijo Kurtz en un comunicado.

Holley fue nombrado obispo en octubre de 2016. Previamente había pasado tiempo como obispo auxiliar bajo el mando de los cardenales Theodore McCarrick y Donald Wuerl en Washington.