Denuncias. De los agentes dados de baja, ocho de ellos pertenecían al agrupamiento de Proximidad Social (antes Policía Operativa).
Tras comprobarse su participación en abusos de autoridad y agresiones físicas

Durante el 2016, el órgano de control interno de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) ha destituido a un total de 10 elementos de Fuerza Coahuila, al comprobarse su participación en abusos de autoridad y agresiones físicas.

Según fuentes cercanas a la Secretaría de Gobierno, de las 130 quejas que se presentaron hasta el mes de octubre, 48 de ellas quedaron concluidas y las más destacables son la destitución de ocho oficiales del agrupamiento de Proximidad Social (antes Policía Operativa).

Un elemento más del agrupamiento de la Policía Preventiva (Acreditable) y del Grupo de Armas y Tácticas Especiales del Estado  (GATES), estos últimos por agredir físicamente a personas detenidas.

Además, se dio a conocer que a un elemento se le suspendió por un plazo de 15 días sin goce de sueldo por extraviar un arma de cargo.

Todas estas sanciones se originaron por denuncias directas de los propios afectados; a pesar de que fueron participantes de diversos delitos, se quejaron de los abusos y se siguió la investigación hasta llegar a sus consecuencias.

El resto de las denuncias, que son un total de 82, aún siguen en proceso y tienen que concluirse antes de que finalice el presente año.

Fuentes de la Comisión Estatal de Seguridad también deiron a conocer que a todo elemento involucrado en cualquier incidencia no se le brida protección, se le sigue una investigación de por medio y se le notifica dándole un plazo de 10 días para comparezca a declarar.

Cabe recordar que los elementos de la corporación Fuerza Coahuila, recientemente creada por el Gobierno del Estado bajo el lema “seguridad y justicia”, se han visto involucrados en diferentes casos de abusos de autoridad y agresiones físicas que han derivado en la gran cantidad de denuncias e su contra.

HASTA CONTRA UN PERRO
Además, en Piedras Negras, organizaciones defensoras de animales señlaron recientemente que interpondrían una denuncia en contra de elementos de Fuerza Coahuila que, sin motivo alguno, asesinaron de un balazo a un perro de raza criolla, cuando intentaban introducirse a un domicilio de la colonia Mundo Nuevo, al norte de la Ciudad.

La denuncia pública que hizo el señor José Aurelio Ramos García, fue tomada por los defensores de animales como un acto que va más allá del abuso del poder y de crueldad de los elementos del grupo de élite Fuerza Coahuila, porque cometieron un asesinato contra un ser indefenso que lo único que hizo fue ladrar, al verse amenazado.

Los hechos señalados ocurrieron en el domicilio de la calle Morelos, numero 1603 de la colonia Mundo Nuevo.