Foto: Cuartoscuro
El agotamiento de los recursos naturales por tala ilegal y aprovechamiento ilícito de la biodiversidad en México, supuso un costo económico de casi 49,000 millones de dólares para el país, denunció la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)

Ciudad de México.- El agotamiento de los recursos naturales por tala ilegal y aprovechamiento ilícito de la biodiversidad en México, supuso un costo económico de casi 49,000 millones de dólares para el país, denunció la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En el Día Mundial del Medioambiente, la CNDH expresó "su preocupación sobre el agotamiento irreversible de los ecosistemas de la Tierra como consecuencia de prácticas destructivas como la tala ilegal y el aprovechamiento ilícito e irracional de los recursos naturales".

Así, según estimaciones de las Cuentas Económicas y Ecológicas de México del Inegi, el organismo de estadística nacional, la destrucción ambiental tiene "un costo económico significativo" para la nación.
 
Los costos por agotamiento y degradación ambiental en nuestro país alcanzaron al cierre de 2014 la cifra de 910,906 millones de pesos (unos 48,947 millones de dólares)", señaló en un boletín.

Por ello, hizo "un llamado urgente a la sociedad y a las autoridades sobre la necesidad de poner en práctica la gestión y consumo responsables de los recursos naturales, con el fin de transitar hacia un desarrollo sostenible".

Según explicó la CNDH, México es considerado un país "megadiverso" por el número de especies con que cuenta, pero a pesar de los instrumentos de protección creados, todavía "existen retos para alcanzar el pleno disfrute de un medioambiente sano" y conservado.

El ombudsman, Luis Raúl González, instó a "emprender acciones de mayor alcance e intensidad" en materia ambiental, y aplaudió la labor de organizaciones y defensores civiles en su defensa de la Tierra y la naturaleza para "asegurar un desarrollo sostenible a favor de todas y todos".

Al día de hoy, la CNDH ha emitido 15 Recomendaciones en materia ambiental, concluyó el escrito.