La lucha fue desgastante y al final los enmascarados resultaron ganadores.
Hijo del Guerrero Negro Jr. y Latino quedaron sin cabellera ante Lince de Oro y Tormento, quienes ganaron le pelea de apuestas

La rivalidad entre las dos parejas más representativas de la lucha libre en Saltillo tuvo un desenlase este fin de semana y a pesar de las habladurías, Destructores se quedó con el trono.

Latin Warriors y los Destructores cocinaron con el paso del tiempo una enemistad creciente hasta llegar al punto de no caber juntos en un ring y mostrarse indispuestos a compartir el éxito y la afición de la ciudad.

Por esta razón las parejas decidieron verse las caras una última vez y poner en juego sus características más singulares, las cabelleras de Latino e Hijo del Guerrero Negro Jr. y las máscaras de Lince de Oro y Tormento.

La APN fue la sede que vio terminar la rivalidad de más de 2 años. Los luchadores se dieron cita temprano en el terreno para convivir con la afición que acudió a ser parte de esta historia y prepararse para poner manos a la obra en esta batalla.

Ambas duplas se presentaron en el cuadrilátero con todo su poder, dispuestos a quedarse con la corona de la ciudad. En momentos los Latin Warriors estuvieron por encima, pero los Destructores lograban recuperarse y darles la vuelta.

Aunque fueron Hijo del Guerrero Negro Jr. y Latino quiénes hicieron más ruido desde el lanzamiento de esta pelea, hasta estar dentro del ring demostrando su alto desempeño en el deporte, ni las habladurías ni su calidad deportiva fueron suficientes para lograr la victoria.

Lince de Oro y Tormento se impusieron sobre los Latin Warriors, cobrándoles sin temor sus cabelleras y consiguiendo mantener sus máscaras. Fueron ellos mismos quiénes se negaron a sumar el retiro a la apuesta, de haber aceptado, hoy la historia sería muy diferente.

El resultado dejó inconforme a muchos espectadores que pidieron el indulto para la dupla perdedora, otros piden la revancha. Ambos equipos hicieron el pacto de que sería la última vez que los cuatro subieran juntos al ring, el tiempo dirá si es necesario el nuevo ‘topón’ que el público pide.