Hay aproximadamente 19 mil casos al año de cáncer de mama

El cáncer de mama es la primera causa de mortalidad por tumores malignos en las mujeres en México, pero la detección temprana contribuye a tener un mejor pronóstico, por eso es importante la autoexploración desde los 20 años y realizarse la mastografía a partir de los 40 años.

“El INCAN (Instituto Nacional de Cancerología) dice que hay aproximadamente 19 mil casos al año de cáncer de mama, y el número de muertes: 4 mil 600, y del 40 al 50 por ciento se detecta en etapas avanzadas”, explicó la directora de la Unidad de Detección y Diagnóstico del Cáncer de Mama del IMSS en Saltillo, Laura Irene Pérez Montes, en el programa “A Media Asta”, conducido por la especialista Yolanda Montes.

La cifra positiva fue que el 90 por ciento de las pacientes que detectaron el cáncer de mama en una etapa temprana tiene mejor diagnóstico, incluso la operación para eliminar el tumor que puede ser del tamaño de un arroz tiene resultados mucho más optimistas, sin necesidad de quimioterapias o radioterapias.

Por esto la doctora Pérez Montes insistió en la importancia de la autoexploración a partir de los 20 años, pues “cada vez se da en edades más tempranas”. También recomendó a las mujeres en grupos de riesgo, es decir, que tengan 50 o más años, acudir a la Clínica de Mama (como le llaman coloquialmente a la Unidad de Detección).

MASTOGRAFÍA DESDE LOS 40 AÑOS

Aclaró que incluso es recomendable que desde los 40 años, las mujeres se vayan a la clínica a realizarse una mastografía.

“No es una sentencia de muerte”, resaltó la doctora. El objetivo es “crear cultura de la detección oportuna” para que las mujeres tengan el hábito de revisarse la glándula mamaria y poder encontrar lesiones, bolitas, coloraciones o secreciones anormales.

En ese sentido sus recomendaciones fueron: hacer la autoexploración siete días después de la menstruación, acudir una vez al año para una exploración con un especialista y realizarse la mastografía una vez al año cuando la mujer tenga más de 40.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.