Foto: Josué Rodríguez
El equino sería llevado a Zacatecas, pero se impidió su ingreso al País para impedir el contagio a otros animales

PIEDRAS NEGRAS.- Oficiales de inspección sanitaria del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) asignados en el puerto de entrada de Piedras Negras, Coahuila, evitaron la introducción a México de un equino afectado por la garrapata de cuernos largos (Haemaphysalis longicornis), especie de origen asiático de reciente introducción a Estados Unidos (EU).

El caballo, que iba a ser sacrificado en Zacatecas, fue inspeccionado en la frontera estadounidense, frente a la aduana de Piedras Negras, Coahuila. Una oficial mexicana localizó el ectoparásito, por lo que fue enviado para su análisis al Centro Nacional de Constatación en Salud Animal (Cenapa) del Senasica, ubicado en Jiutepec, Morelos.

Una vez confirmada la especie de la garrapata exótica para México, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) canceló la Hoja de Requisitos Zoosanitarios, suspendió el ingreso al País de caballos para sacrificio inmediato y notificó el hallazgo al Departamento de Agricultura de EU (USDA, por sus siglas en inglés).

El Senasica reforzó los requisitos zoosanitarios para la importación de equinos, bovinos, ovinos, caprinos y rumiantes silvestres, especies susceptibles a esta plaga, de la cual México es libre y reabrió la frontera, una vez que acordó con el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal de Estados Unidos (APHIS, por sus siglas en inglés) el cumplimiento de las nuevas disposiciones.

Esta garrapata transmite enfermedades graves a personas y animales y pueden ser portadoras de padecimientos que no están presentes en nuestro País.