Foto: Especial
Agentes de la Patrulla Fronteriza, del sector Del Rio, frustraron 10 intentos de contrabando durante el fin de semana, arrestando a 11 contrabandistas y 33 extranjeros ilegales

Eagle Pass, Texas.- Agentes de la Patrulla Fronteriza, del sector Del Rio, frustraron 10 intentos de contrabando durante el fin de semana, arrestando a 11 contrabandistas y 33 extranjeros ilegales.

El jefe del sector Del Rio, Raúl L. Ortiz, dio a conocer que el pasado 24 del presente mes, agentes asignados a la estación Eagle Pass detuvieron un vehículo marca Toyota 4Runner 1999 cerca de la población El Quemado.

Añadió que después de una breve inspección de inmigración de los ocupantes del vehículo, los agentes determinaron que el conductor, un hombre mexicano de 34 años, que estaba ilegalmente en los Estados Unidos, intentaba pasar de contrabando a cinco ciudadanos ecuatorianos más lejos en los Estados Unidos.

Menciono que un día después, el 25 de enero, los agentes asignados a la estación de Uvalde proporcionaron respaldo al ayudante del sheriff del condado de Zavala que había detenido un GMC Yukon de 2002.

“Durante las entrevistas, los agentes determinaron que el conductor, un ciudadano de los Estados Unidos de 42 años, intentaba pasar de contrabando a siete extranjeros ilegales a Estados Unidos. Las verificaciones de registros revelaron que el conductor fue condenado anteriormente en dos ocasiones por conducir con una licencia inválida por el Departamento de Policía de San Antonio en 2003”, indicó.

Además, los agentes del Sector Del Río arrestaron a un total de nueve contrabandistas y 21 extranjeros ilegales de los países de México, Guatemala y China. Estas detenciones ocurrieron en ocho incidentes separados durante todo el fin de semana.

"Nuestros agentes y socios encargados de hacer cumplir la ley permanecen vigilantes día y noche, trabajando arduamente para identificar los intentos de contrabando. A través de nuestros esfuerzos cooperativos, continuamos logrando el éxito en la interrupción de estos actos criminales", afirmó el agente en jefe.

Todos los contrabandistas enfrentan cargos por delitos graves por contrabando de extranjeros, y si son declarados culpables podrían recibir hasta 10 años de prisión. Todos los extranjeros ilegales se procesan de acuerdo con las pautas de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.