Autoridades en la zona aseguran que habrían resultado afectadas al menos 400 hectáreas de matorral

Poco después de las 16:30 horas de ayer, los saltillenses empezaron a publicar en sus redes sociales las fotografías con las primeras fumarolas del incendio provocado en la Sierra de Zapalinamé; lugar donde habitan miles de especies, algunas endémicas de Coahuila. Las llamaradas se extendieron tanto, que los usuarios lograron captar el siniestro desde unos cuatro kilómetros sobre la ciudad de Saltillo

Una montañista que practica rappel con frecuencia adentro de la Sierra, se encontraba a escasos metros del incendio junto con su esposo y logró captar el momento justo donde aparecieron cinco jóvenes bajando de la Sierra, quienes presuntamente habrían encendido una fogata para asar elotes muy cerca del lugar donde se rastreó el incidente. 

Cerca de las 18:00 horas, la Secretaría del Medioambiente, la Conafor, y el Ayuntamiento de Saltillo informaron que una brigada de 58 personas ya había logrado internarse al lugar para intentar sofocar el incendio lo antes posible. 

A esa misma hora, la Policía Ambiental informó que sus elementos habían logrado capturar a cinco personas cerca de la estación ambiental del Cañón de San Lorenzo, cuyo testimonio apuntó a que no habían podido controlar el fuego de su fogata.

Desde el momento de la captura, elementos de la Policía de Saltillo blindaron todos los accesos a la zona serrana, también dio urgente salida a campistas y todas las personas ajenas a la autoridad o las brigadas de combate de incendios forestales. 

Aunque las fumarolas se desvanecieron de la vista de Saltillo poco a poco durante los últimos rayos del sol, desde la cercanía de la colonia Las Teresitas, todavía se podía observar una serie de llamaradas que yacían desde las dos puntas más altas de la Sierra que representan a la vista de la ciudad la historia del “Indio Dormido”: Zapalinamé.

Poco después de las 20:00 horas, autoridades de la Sema, Conafor, Ayuntamiento de Saltillo y Sedena, sostuvieron una reunión en la base del centro ambiental del Cañón de San Lorenzo, donde se formalizaron las estrategias para el día dos del incendio, donde se pondrán en marcha la colaboración de otras 60 personas.

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo

Consiguen helicóptero

Las primeras versiones señalan que elementos de la Conafor y la Sema a través de una frecuencia radial, aparte de planear como combatir el incendio,  tuvieron contacto con autoridades de Nuevo León y del Ejército, para pedir con carácter de urgencia un helicóptero que ayudara a sofocar el incendio desde las alturas.

Minutos después elementos del Gobierno del Estado dijeron que urgirían a las autoridades el helicóptero porque hace dos semanas lo solcicitaron para tratar este tipo de siniestros y al cierre de esta edición se informó que ya lo habían conseguido.

 Minutos después de que cayera la noche y las llamaradas se reavivaran, las autoridades informaron que las brigadas de combate tendrían que ser retiradas de la zona, debido al riesgo que representa el trabajo nocturno, luego de que en diversas áreas de las 400 hectáreas de matorral consumidas, ya empezaban a desprender rocas incandescentes. 

Por su parte, las autoridades de Protección Civil informaron que evaluarían la situación, con el objetivo de detectar el riesgo que representaría el incendio para las zonas aledañas en colonias de Saltillo y comunidades de Arteaga.

Durante todo el transcurso del siniestro, usuarios de las redes sociales manifestaron su interés para colaborar con las tareas de combate, sin embargo, elementos de la Conafor informaron que lo mejor sería que la sociedad civil colabore con alimentos y agua para dar ayuda humanitaria a los brigadistas que ya se tenían contemplados para la acción. 

Antes de concluir las labores del día 1 del incendio, elementos de la Conafor informaron, que hasta ese momento, se esperaba que las condiciones climatológicas que habitan en la sierra, y la falta de aire en la zona, lograra que el incendio no se propagara hasta el día dos. 

Según el área de comunicación del Ayuntamiento de Saltillo, las primeras brigadas de combate de incendios forestales de la Conafor, en coordinación con la Sema, iniciarían las primeras actividades desde las 6:00 horas de este lunes.
 

Aceptan apoyo:

Luego de que usuarios de redes sociales pidieron combatir el incendio, la Conafor agradeció el apoyo y solicitó:

Alimentos y agua para darles a los brigadistas.

Y es que las actividades iniciaron hoy a las 6:00 horas. 

58  personas  intentaron ayer sofocar el incendio.

60  personas más se sumarán al combate de las llamas que afectaron 400 hectáreas.

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo
Foto: Vanguardia/Alejandra Vázquez
Foto: Vanguardia/Héctor García
Foto: Vanguardia/Héctor García
Foto: Vanguardia/Héctor García
Foto: Vanguardia/Héctor García
Foto: Vanguardia/Héctor García
Gráfico/Vanguardia