Foto: Especial
El presunto asaltante amenazaba con matar a las afectadas con la pistola calibre 32 que portaba,

Torreón, Coahuila.- A pesar de que tenía como rehenes a dos personas en un negocio de fotocopiadoras,  a donde entró para escapar tras fracasar en el asalto a un despachador de  gasolina, un sujeto fue detenido por policías municipales.

El presunto asaltante amenazaba con matar a las afectadas con la pistola calibre 32 que portaba, pero al final fue capturado y le aseguraron el arma.

Voceros de la Policía de Torreón informaron que el sujeto identificado como Hugo, de 21 años, pudiera estar relacionado con por lo menos 10 asaltos a tiendas de conveniencia en el centro y norte de la ciudad.

Fue detenido en el interior de un negocio de fotocopias ubicado en la avenida Arista y la calle Eugenio Aguirre Benavides, donde se refugió para evitar que lo capturaran elementos policíacos que lo persiguieron desde la “cuchilla” que forman el bulevar Independencia y la avenida Arista.

En este sitio se ubica una gasolinera en la que el individuo amenazó con la pistola a uno de los despachadores para despojarlo del dinero que trajera, aunque en ese instante los patrulleros al circular por el lugar fueron alertados por otra trabajadora de la estación de combustible.

Fue así que el sujeto vio frustrado su intento de asalto y corrió hacia el oriente hasta llegar al local de fotocopias a donde entró y tomó como rehenes a dos personas.

A la llegada de los uniformados, el individuo les advirtió que si no se retiraban y lo dejaban escapar las iba a matar, pero al final los  policías lo sometieron y desarmaron.

Para que se le investigue en torno a por lo menos 10 asaltos, el detenido quedó a disposición de la agencia del Ministerio Público en turno.