Le habían robado la camioneta y después la recuperó, pero la policía de Connecticut no estaba al tanto

El gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, dice que fue detenido en Connecticut y obligado a salir de su vehículo a punta de pistola por hasta nueve policías cuando salía de una estación de servicio de gasolina.

Cashman, de 52 años, dijo en una entrevista con el New York Post que su Jeep Wrangler blanco había sido robado y devuelto a él, pero que la policía de la ciudad de Nueva York no había borrado el vehículo de su base de datos de autos robados.

“Tuve un comité de bienvenida que descendió sobre mí cuando salí de esa estación de servicio”, dijo Cashman.

Cashman habló en favor de los oficiales de Connecticut y dijo que no estaba completamente sorprendido por las circunstancias, gracias a una llamada que recibió de la policía del condado de Westchester en Nueva York sobre su automóvil robado.

“Claramente son muy profesionales y entrenados y me pidieron que apagara mi auto, saliera del vehículo, caminara hacia ellos … estaban cumpliendo con su deber”, dijo Cashman al Post.

Cashman conducía a Norwalk, Connecticut, por lo que su automóvil podría ser procesado como evidencia allí cuando fue detenido en Darien, dijo.

“Registraron mi auto, me pidieron mi identificación”, dijo. “Le expliqué lo que estaba pasando”.