Marcelo Torres Confiño / Foto: Archivo
El cambio ya está ocurriendo en el país, se vio en Durango, Chihuahua y Tamaulipas, que sacaron al PRI de la gubernatura, ahora le toca a Coahuila


Torreón.- La deuda de Coahuila no será pagada en menos de 30 años como lo prometió el gobernador Rubén Moreira Valdez, ya que en seis años apenas ha bajado 500 millones de pesos, dijo Marcelo Torres Cofiño, quien apenas hace unos días fue nombrado como coordinador nacional de los diputados locales del PAN.

Calificó como una vil mentira la insistente declaración del mandatario estatal de que es transparente: Torres Cofiño y se adquirió cumpliendo todos los requisitos de ley.

Tras las declaraciones de Ismael Ramos Flores, secretario de Finanzas de Coahuila, quien aseguró que al cierre de la administración la deuda pública del estado ascenderá a 35 mil millones de pesos, dijo que se trata del reconocimiento oficial de que el gobernador Moreira ha mentido todo el tiempo.

“Para empezar, es necesario ver las cifras reales y no las declaraciones de un funcionario, pero de ser cierto, eso significa que la deuda solo se ha reducido apenas 500 millones de pesos en seis años”, insistió.

El panista recordó que Moreira, durante el primer año de su gestión, se dedicó a minimizar el tema de la deuda, alegando que era un asunto que se había politizado.

Rubén Moreira apela a la mala memoria de los coahuilenses. Cree que se nos olvida que en todo momento defendió la deuda, alegando que se había aplicado en infraestructura y programas, sin mostrar a detalle.

Luego de seis años, los coahuilenses se siguen preguntando ¿ a dónde fue a parar cada peso que se contrató?.

Cada vez que el gobernador Moreira habla de que la deuda es transparente, se refiere, en exclusiva, al origen de la misma. Ya allí hay un problema, porque recordemos que una parte del empréstito se contrató de manera irregular.

Sin embargo, aquí lo que es necesario trasparentar el destino de la misma. ¿Qué hicieron con cada uno de los más de 35 mil millones de pesos? Allí la opacidad es total, detalló.

Torres Cofiño manifestó que es lamentable la postura del gobernador de sacar tajada política y decir que le interesa transparentar los relacionado al gran endeudamiento que tiene a Coahuila sumido en la miseria.

El panista dijo que, pese a todo, ciudadanos y partidos de oposición seguirán en su lucha por aclarar el destino de la deuda.

Está claro que el desarrollo de infraestructura está estancado, que los recursos para hospitales, escuelas y gato prioritario, fluye a cuenta gotas, máxime cuando todo lo que se realiza está pensado electoreramente., pero el tiempo se les agota a los Moreira, el cambio ya está ocurriendo en el país, se vio en Durango, Chihuahua y Tamaulipas, que sacaron al PRI de la gubernatura, ahora le toca a Coahuila.