¿Qué más habrá de ocurrir
ante penurias siguientes
si Peña quiere seguir
haciéndonos inocentes?