La ciríaca apareció
y aunque a todos nos inquiete
al País se lo cargó
la calaca con copete.