La desigualdad de géneros, el machismo e incluso la misoginia siguen reinando en este mundo y provocando muchos problemas
1
Hace un par de días fue el Día Internacional de la Mujer. La Organización de las Naciones Unidas presentó la frase con la que este año apoyó la causa: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”. Con esta frase, colocan la innovación por parte de las mujeres y las niñas, para las mujeres y las niñas, en el centro de los esfuerzos para lograr la igualdad de género; esto según las palabras que publicaron en su portal de internet.
2
Todo este discurso me parece puntual, exacto y necesario. Justamente el 8 de marzo, me tocó hablar al respecto en la radio y no pude más que expresar fuerte y claro que ninguna mujer merece algo por ser mujer. Del mismo modo que algún hombre o yo mismo merecemos nada por ser varones. Todos merecemos todo y tenemos los mismos derechos por ser personas. Y en el momento en que entendamos esa idea, podremos alcanzar verdaderamente la igualdad de géneros.
3
Una igualdad que, evidentemente, todavía no se logra. O por lo menos no se logra de un modo completo. Basta ver a las mujeres que en el otro lado del mundo son obligadas a usar burkas y a callarse la boca o las miles de niñas violadas a diario y posteriormente desechadas como si fueran objetos de poco valor. Por esta terrible situación, es refrescante y esperanzador ver a voces como la de Yalitza Aparicio elevarse fuerte y claro para hacer conciencia en todos.
4
Justo el Día Internacional de la Mujer, Plaza Sésamo lanzó un video en el que aparece Yalitza junto al personaje Abby Cadabby. En las imágenes, se puede ver a la pequeña marioneta maravillada por la gran cantidad de países que la mexicana ha visitado y que ambas observan en un globo terráqueo. Al final Yalitza invita al personaje a repetir la frase: “Si puedo imaginarlo, puedo lograrlo”. En realidad resulta enternecedor ver a la actriz combinando su nueva profesión con la que estudió en la Universidad: educadora infantil.
5
Este tipo de acciones no es simplemente un modo de aprovechar la presencia mediática que Yalitza Aparicio tiene en estos momentos. Es en la educación de los niños en general y de las niñas en lo particular lo que logrará verdaderas transformaciones dentro de este tema. Si hacemos un ejercicio de reflexión profundo y honesto, entenderemos que la desigualdad de géneros, el machismo e incluso la misoginia siguen reinando en este mundo y provocando muchos problemas.
6
Un ejemplo: las mujeres dentro del mundo del espectáculo se sienten obligadas a lucir jóvenes y radiantes aún y cuando ya hayan alcanzado la tercera edad. ¿Y los hombres? ¿Cuándo se ha visto que alguien le critique las arrugas a Harrison Ford? ¿O que alguien obligue a Tom Hanks a lucir una cintura súper estrecha? ¿A quién le ha preocupado que el Príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en la línea de sucesión al trono, sea calvo? La respuesta a las primeras dos preguntas es: ¡jamás! La respuesta a la tercera es: ¡nadie!
7
Pero las actrices van al cirujano a estirar su rostro hasta quedar irreconocibles, pasan hambres terribles hasta que su salud se ve afectada y empiezan a usar bótox y rellenos faciales desde jovencitas. ¿Ya vieron el “nuevo” rostro de la cantante Belinda? ¡Y sólo tiene 29 años de edad! Ésta grave diferencia respecto a lo que se exige en cuanto a imagen personal a hombres y a mujeres podría parecer una frivolidad, pero es justo el inicio de la terrible desigualdad de géneros que todavía existe en nuestro mundo.

Toda opinión es muy valiosa. Búsquenme en
Twitter, Instagram, Facebook y Snapchat en: @felixrivera333