Estos vehículos no han trabajado correctamente en las ciudades donde se han comprado, ya que no se tienen refacciones ni servicio de mantenimiento y en ocasiones por un parabrisas quebrado, se han quedado varados de tres a seis meses

TORREÓN, COAHUILA.- En México existen antecedentes negativos en la adquisición de autobuses de origen chino para el servicio de transporte público, debido a la falta de refacciones y de atención post venta, aseveró el empresario transportista Roberto Cerna.

Manifestó que los concesionarios del transporte público de Torreón no están de acuerdo con la propuesta del secretario de Infraestructura del Gobierno del Estado, Gerardo Berlanga Gotés, de utilizar camiones asiáticos para el Metrobús Laguna.

Estos vehículos no han trabajado correctamente en las ciudades donde se han comprado, ya que no se tienen refacciones ni servicio de mantenimiento y en ocasiones por un parabrisas quebrado, se han quedado varados de tres a seis meses, subrayó.

Los autobuses chinos de plano no son vehículos adecuados, porque no tienen la calidad que aquí se necesita, además de que son bajos y no soportarían las condiciones deterioradas de las calles de la ciudad.

La propuesta de los transportistas es que primero se pavimenten todas las calles, -unos 200 kilómetros-, “pero tienen tres años pavimentando los mismos tramos”, así cuándo, se preguntó.

En las ciudades donde señala el secretario que se compraron autobuses chinos, algunos ya no pueden operar por falta de refacciones y fueron deshabilitados definitivamente, insistió.

El empresario transportista citó como ejemplo la ciudad de Tijuana en donde se tuvo que “chatarrizar” unas 10 unidades por falta de soporte técnico y cuando se reportó la anomalía se retiraron 80 autobuses y ahora se necesitan las nuevas unidades.