Armando Guadiana Tijerina, empresario. / Archivo
El aspirante a la Gubernatura de Coahuila, mantiene desplegados en varios municipios, anuncios espectaculares con diferentes mensajes

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación difirió ayer la sentencia sobre el Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales interpuesta por Armando Guadiana Tijerina, quien se inconformó por la sentencia del Tribunal Electoral de Coahuila que le ordenó retirar los espectaculares que tiene en Saltillo y Ramos Arizpe.

El aspirante a la Gubernatura de Coahuila, mantiene desplegados en dichos municipios varios anuncios espectaculares con diferentes mensajes, con imágenes y el propio nombre que hacen alusión a Guadiana Tijerina.

Dentro del juicio SUP-JDC-1960/2016, Guadiana Tijerina impugnó la sentencia dictada por el Tribunal referido, que a su vez confirmó la medida cautelar adoptada por la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Electoral de Coahuila, en el expediente DEAJ/POS/008/2016.

Sin embargo, aunque el asunto estaba en la lista de expedientes, el asunto no fue tratado.

El Tribunal de Coahuila dicto la semana pasada una sentencia con el razonamiento de que dichos anuncios podrían constituir actos anticipados de precampaña y campaña.

También, los magistrados locales consideraron que los espectaculares pudieran constituirse en un posicionamiento anticipado del nombre e imagen de Guadiana Tijerina frente a la ciudadanía, respecto del actual proceso electoral en ese Estado. 

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.