Especial
La legisladora del PRI, González Soto, agregó que la petición se efectuará con base en el punto de acuerdo que presentó ante el Poder Legislativo del Estado, sobre el establecimiento de protocolos para evitar la violencia de género en los procesos electorales

Dentro del marco de la conmemoración del 66 aniversario del voto de la mujer en México, el Congreso del Estado pugnará ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, al Instituto Electoral de Coahuila, al Tribunal Electoral de Coahuila y a los partidos políticos del Estado, a reforzar acciones tendientes a evitar la violencia política de género, a través de la difusión y análisis de los protocolos de atención y campañas permanentes sobre la denuncia de este tipo de violencia, informó la diputada Diana Patricia González Soto.

La legisladora del PRI, González Soto, agregó que la petición se efectuará con base en el punto de acuerdo que presentó ante el Poder Legislativo del Estado, sobre el establecimiento de protocolos para evitar la violencia de género en los procesos electorales.

Para tal efecto, expuso que hace 66 años decían en aquel entonces que el voto en manos de las mujeres era un peligro, porque iban a votar como ordenaran sus maridos, algunos liberales opinaban que iban a votar como les dijera el cura, y en general las calificaban malas madres, mujeres de la calle, locas, de sexualidad dudosa y lo más triste y discriminatorio, les decían incapaces.

Sin embargo, dijo, esas valientes mujeres nunca claudicaron (…) si bien es cierto, transitaron por un camino difícil, espinoso y complicado (...) a 66 años de haber ejercido el voto por primera vez ya logramos la paridad en todos los cargos de elección popular.

CRECE PARTICIPACIÓN DE LA MUJER

De acuerdo a los indicadores de la unión parlamentaria, la Cámara de Diputados de México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial con más presencia de mujeres, de 500 escaños 241 lo ocupan las mujeres, y el Senado de la República, el tercer sitio con 63 senadoras de 128 espacios.

“Qué esperanzas que en aquellas épocas se hablara del término violencia política, si ni siquiera teníamos participación alguna.

“Y hoy es un tema que nos preocupa, porque la creciente violencia política contra las mujeres, ensombrece los logros alcanzados en materia de paridad de género.

“(...) Pero ahora necesitamos un país libre de feminicidios y de violencia por razones políticas. Ante este fenómeno, existe una preocupación generalizada y debemos actuar ya, antes de que lo empecemos a ver normal”, demandó la legisladora.