Sugerencia. Claudia Ramírez Pineda, diputada del Congreso local, emanada del PRD. Foto: Archivo
Pasaría de mayoría simple, a aprobación de las dos terceras partes de los diputados locales

Para dar mayor legitimidad a la decisión, la diputada Claudia Ramírez Pineda, consideró necesario modificar la ley para que, en la designación del presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC), sea necesaria la aprobación de las dos terceras partes de los legisladores y no por mayoría simple, como actualmente ocurre.

Actualmente, el Congreso del Estado lleva a cabo un proceso para designar al nuevo presidente de la CDHEC, para lo cual se definirá una terna de entre todos los aspirantes registrados y el pleno votará en secreto por quien se considere el mejor perfil y bastará que el elegido obtenga una mayoría simple de los votos de los 25 diputados.

La legisladora local del PRD, Claudia Ramírez Pineda, consideró que para que se tenga un mayor consenso y se dé mayor legitimidad a la designación, es necesario modificar el artículo 32 de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, para que se requiera la votación de las 2 terceras partes para la designación del titular de la CDHEC.

“Hace unas semanas elegimos a los contralores de órganos autónomos y ellos son por mayoría calificada, porque permite que haya un mayor consenso, sobre todo para este tipo de cargos. Mi iniciativa propone que sea lo mismo para la CDHEC, por mayoría calificada y no por mayoría simple”, dijo la legisladora.

En caso de que la propuesta de Ramírez Pineda sea aprobada en los próximos días, el método no podría aplicar para el proceso actual de elección, pues éste ya fue iniciado bajo una convocatoria basada en la ley actual.

“Ya no aplicaría al proceso actual, pero sí a partir del próximo tendría que elegirse bajo este criterio, porque ya hay una convocatoria”, concluyó la diputada del PRD.

Entérese

En al actualidad el titular de la CDHEC es elegido con el voto de mayoría simple.

7   son los candidatos a presidente de la CDHEC.

Aspirante a la CDHEC dice contar con apoyo de 109 asociaciones

Asociaciones civiles y organismos de diferentes partes del Estado acudieron al Congreso del Estado para respaldar la candidatura de Isabel Peña Garza, quien aspira a presidir la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC).

Cerca de 100 personas que pertenecen a organizaciones civiles agrarias, de familiares de personas de desaparecidas, de la diversidad sexual y otras, se apersonaron en el Congreso local para pedir que los diputados realicen un proceso justo en la elección del nuevo presidente de la CDHEC.

“Las que me están apoyando son 109 asociaciones, todas registradas y con su acta constitutiva, que ya me apoyaron en papel para mi registro y ahora lo hacen personal y físicamente. Tengo 30 años trabajando en campo con asociaciones y defendiendo a víctimas. Yo atiendo a una invitación que me hicieron organizaciones que dijeron que es tiempo de que un activista ocupe este cargo”, comentó Peña Garza.

La aspirante ya tiene un plan de trabajo elaborado y dijo que en caso de que sea elegida para el cargo, buscará fortalecer la figura de la comisión y hará valer todas las facultades que tiene, pues aseguró que actualmente el organismo se limita a emitir recomendaciones sin pedir que se rindan cuentas sobre su cumplimiento.

“En caso de que lleguemos a la Presidencia, si se respeta la convocatoria no tengo la menor duda de que soy la mejor, porque represento los intereses y conozco las necesidades de la gente a la que se le han estado violando los derechos humanos. No es estar una oficina, es estar en el campo, acompañar a las víctimas, entonces experiencia hay mucha”, comentó.

Aseguró que su experiencia está centrada en la docencia y en su activismo en diferentes asociaciones, recientemente en una casa hogar. Dijo que tiene bien identificadas las carencias de la ciudadanía en Coahuila y se centrará en defender a las víctimas.

“Cuando me entrevisté con la Unión de Organismos Empresariales fue uno de los reclamos, que la Comisión no defiende verdaderamente a la víctima, sino al victimario, pienso que si llegamos a la presidencia, la víctima será tratada como tal”, concluyó.