Verónica pidió justicia por el asesinato de su mamá.

SAN RAYMUNDO JALPAN, OAX.- El reclamo por la falta de justicia y el aumento de feminicidios en Oaxaca, llegó hasta el Congreso local en la voz de una niña de nueve años.

Por primera vez en la entidad, en su calidad de diputada infantil, una niña huérfana —hija de una mujer asesinada—,  denunció la impunidad que existe en las instancias de justicia para castigar los crímenes cometidos contra las mujeres. 

“A las mujeres asesinadas se les llora afuera de las oficinas gubernamentales cuando preguntamos por los avances de la investigación,  y se nos responde con un ‘no he leído el expediente, deme unos días’, o ‘estamos en la espera’”, denunció en tribuna Verónica R. G., legisladora infantil por el distrito 15 de Santa Cruz Xoxocotlán. 

Verónica es una de las menores de edad que han quedado orfandad en Oaxaca como consecuencia del asesinato de mujeres.  La pequeña tenía cuatro años cuando su madre, Rosalía García, fue asesinada el 10 de julio de 2014 en Santa Cruz Xoxocotlán; cinco años después sigue esperando la aplicación de la justicia.

De acuerdo con la diputada infantil, a  la fecha sólo ha sido detenido uno de los presuntos implicados en el crimen, pero aún esperan que se le dicte sentencia. 

“Mi mamá fue asesinada en el 2014 y hasta el día de hoy esperamos justicia y sentencia al único detenido. Son criminales los que mataron a mamá y los que hasta hoy, cinco años después, esconden la cara para otorgarnos justicia”, denunció Verónica durante su participación en la instalación de la primera Legislatura infantil.

Este ejercicio, realizado por primera vez en Oaxaca, reunió a 42 niños de entre 6 y 14 años, provenientes de las ocho regiones de Oaxaca, quienes tomaron la palabra y la tribuna para exponer lo que le preocupa a la niñez.

“¡Justicia, Justicia!”. Reclamaron ante los feminicidios infantiles y el clamor de justicia para los niños huérfanos que deja la violencia contra las mujeres, las exigencias  que se apoderaron de la tribuna.