Foto: AP
En una rueda de prensa, defendieron que la interrupción voluntaria del embarazo sea legal durante las catorce primeras semanas de gestación, y se admita el caso de malformaciones fetales graves a los ya contemplados por la ley argentina de violación y riesgo de salud para la madre.

Buenos Aires.- Diputadas de izquierda y organizaciones feministas pidieron hoy que el Congreso argentino apruebe una nueva ley que despenalice el aborto dentro de un plazo establecido y amplíe los casos en los que está permitido.

En una rueda de prensa, defendieron que la interrupción voluntaria del embarazo sea legal durante las catorce primeras semanas de gestación, y se admita el caso de malformaciones fetales graves a los ya contemplados por la ley argentina de violación y riesgo de salud para la madre.

Este proyecto ya fue girado a seis comisiones parlamentarias, aunque todavía ninguna de ellas ha comenzado a debatirlo, según se denunció en el acto organizado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal.

La diputada del Frente de Izquierda (FIT) Soledad Sosa sostuvo que el Estado argentino "debe reconocer el derecho a decidir sobre el propio cuerpo de la mujer", y que el asunto es "un problema de salud, no de criminalización de las mujeres".

"No pueden seguir muriendo mujeres por abortos clandestinos", argumentó Sosa.

Por su parte, Vanina Biasi, candidata a diputada por el FIT, reivindicó además de un aborto legal el "derecho a la educación sexual", y afeó al resto de formaciones políticas no involucrarse en el proyecto, lo que atribuyó a su "acercamiento cada vez más profundo" con la Iglesia católica argentina.