Foto: Especial
De entrada, la diputada Ivonne Bustos, del Partido Verde, aseguró que la administración estatal ha resultado una decepción y la popularidad de Bronco ha ido en picada

Monterrey, Nuevo León.- En el marco de su Cuarto Informe de Gobierno, los diputados locales demandaron al gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón renunciar, a su cargo además de que acusaron a su gobierno de actos de corrupción.

Las bancadas panista, de Movimiento Ciudadano y Morena fueron las que criticaron más duramente el desempeño del mandatario estatal, que prácticamente tuvo que soportar la “aporreada” de la que fue objeto, este miércoles.

De entrada, la diputada Ivonne Bustos, del Partido Verde, aseguró que la administración estatal ha resultado una decepción y la popularidad de Bronco ha ido en picada.

“La popularidad del Ejecutivo ha caído estrepitosamente hasta ubicarse en uno de los lugares más bajos del ranking nacional”, señaló la legisladora.

María Dolores Leal, de Nueva Alianza se mostró complacida con el cierre del Penal del Topo Chico, sin embargo destacó los casos de corrupción en que se ha  visto involucrada la administración estatal como la compra del broncodron, el sobresueldo de la suegra del mandatario María Teresa Martínez, y la recolección irregular de firmas.

El PAN, en voz de Claudia Caballero, recordó que su ambición de poder e ir tras la presidencia de la nación ahora lo mantiene en peligro de la destitución.

Los priistas también sacaron a relucir el sueño presidencial que lo envolvió y que le ha cobrado una factura muy cara.

“A diferencia de otros informes, hoy vemos a un gobernador debilitado y cuestionado por la opinión pública”, señaló Jorge de León, de parte del tricolor

Aseveró que la ciudadanía no le perdona que dejo sus responsabilidades en el estado para ir en busca de un sueño egoísta.

Durante una hora, el mandatario estatal escuchó las críticas y señalamientos en su contra.

Ramiro González de Morena, le dijo que sobre su administración recae la sospecha de la corrupción, pero Movimiento Ciudadano de plano estableció que no sirve para gobernar.

Le dijo que la situación del estado es catastrófica porque a las condiciones en que estaba se le añaden cuatro años de mala gobernanza.

“A estas alturas debe saber que no sirve para gobernar”, expresó Tijerina.

El más tibio fue el PT que no realizó tantos reclamos y si resaltó la construcción de las preparatorias militarizadas y la Universidad Tecnológica Bilingüe.

El Bronco escuchó todo y luego tomó la palabra para prolongar por casi dos horas un discurso en el que resaltó que no ha hecho obras faraónicas, pero sí necesarias.

Citó el caso del cierre del Penal del Topo Chico al que administraciones anteriores le sacaron la vuelta.

Se comprometió a mejorar Ecovía, aunque tiene tres años que la requisó y no ha logrado avances. También adelantó la construcción del Periférico de Allende a Juárez.

El Bronco demandó a los legisladores a acelerar la aprobación de la Ley de Movilidad  y les pidió mantener unidad en favor del estado. Los conminó a no ejercer críticas destructivas porque solo empañan la grandeza del estado.

El mandatario del estado no abordó el tema de la sanción que tiene pendiente en el Congreso por el tema de las irregularidades en la recolección de firmas para su candidatura independiente a la presidencia.