La fracción de Morena respalda la iniciativa del Presidente; organismos y expertos llaman a separar la subcontratación legal, que fomentará el empleo y la recaudación, de la ilegal, que evade al fisco . Foto: Tomada de Internet
La fracción de Morena respalda la iniciativa del Presidente; organismos y expertos llaman a separar la subcontratación legal, que fomentará el empleo y la recaudación, de la ilegal, que evade al fisco

La iniciativa para regular la subcontratación laboral, presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 12 de noviembre, entrará a votación en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados este próximo jueves, así lo prevé el coordinador de la mayoritaria fracción de Morena, Ignacio Mier, quien manifestó el respaldo de su bancada para acotar y establecer severas sanciones a empresas que defrauden al fisco a través del outsourcing.

“Este apoyo que daremos a la iniciativa del Ejecutivo es por congruencia con los principios que representa esta cuarta transformación, con los trabajadores que ven afectados sus derechos sociales y laborales”, remarcó Mier.

Según datos oficiales, 4.6 millones de personas en México se encuentran subcontratadas, pero esa cifra se elevaría hasta siete veces contando las llamadas “pagadurías”, señaló el también presidente de la Junta de Coordinación Política.

Entre hoy y mañana participarán en las sesiones de parlamento abierto, convocado por las comisiones de diputados de Hacienda y del Trabajo; para incluir los puntos de organismos empresariales, como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas o el Colegio de Contadores Públicos, entre otros, que aunque coinciden en que se deben erradicar las malas prácticas; advierte que el outsourcing con buenas prácticas fomenta el empleo y fortalece la recaudación.

“Tal como está planteada la propuesta, desalienta la creación de empleos, y pone en riesgo miles de puestos de trabajo, lo que agravaría la frágil situación económica de nuestro país, debido al escaso crecimiento y los efectos de la pandemia de covid-19”, aseveró el CCE.

Diversos expertos coinciden en que “no es necesario prohibir el outsourcing, bastaría realizar los ajustes para acabar con los comportamientos laborales y fiscales ilícitos”, como señala Elías Micha director de TallentiaMX, quien además propone crear un padrón nacional de empresa de outsourcing vigilado por la Secretaría de Trabajo, que garantice la legalidad para que la tercerización opere de manera transparente y en condiciones de igualdad.

La fracción del PRD reconoció la impostergable necesidad de regular la subcontratación, pero advirtió que las sanciones previstas, por hasta 4 millones de pesos, son excesivas y van en la línea del “terrorismo fiscal”, al equiparar al outsourcing con delincuencia organizada, señaló Verónica Juárez, coordinadora de esa bancada en San Lázaro.

Por separado, el legislador y ex dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, llamó a legisladores y empresarios a respaldar la iniciativa pues significará un avance en materia fiscal y laboral. Según él, solo por deducciones falsas, retener y no enterar el ISR e IVA, se estima que las empresas que subcontratan ilegalmente evaden 21 mil millones anuales.

Por su parte, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) dijo que la iniciativa “llega en un momento inoportuno”, debido a la pandemia.

“En esta coyuntura de urgencia por comenzar una recuperación clara y sostenida de la economía, la iniciativa de ley para regular la subcontratación laboral ha generado preocupación ante la posibilidad de que esto implique el cierre de un importante número de puestos de trabajo”, advirtió.

“Hasta ahora, el gobierno federal parece visualizar la participación privada en la economía como un debilitamiento del estado... Parece ver a los sectores público y privada en un juego de suma cero en el que la ganancia de uno es la pérdida del otro. No como un juego cooperativo, en el que ambos y la sociedad, puedan ganar al final”, señaló el organismo.