Foto: Archivo
Salvador obligaba a su mujer a tener sexo con vendedores ambulantes, taxistas y demás gente


Salvador Saucedo Valdés fue llevado al Centro de Justicia Penal, a una audiencia de juicio oral en su contra por trata de personas, delito que habría cometido por más de seis años en contra de su pareja.

Según la denuncia, la obligó a prostituirse con comerciantes ambulantes, taxistas y vigilantes y le daba como pago 40 pesos y él se quedaba con el resto.

Cerca de las 10:30 horas, el imputado de 53 años de edad, quien padece de una discapacidad al carecer de la pierna derecha, acudió a la sala número cinco.

Los ministerios públicos comisionados al Grupo de Investigaciones Especiales, acordaron presentar a 11 testigos; hasta el cierre de esta edición solo participaron seis personas y la propia víctima de nombre Martha de 35 años de edad.

La denunciante dio a conocer que lleva más de 11 años viviendo en unión libre con Salvador, pero su pesadilla comenzó en el 2011, cuando con la excusa de que no podía trabajar por la prótesis que usa, su pareja la obligó ofrecer servicios sexuales a un vendedor de nopales.

Dijo la mujer que al tratar de denunciarlo, amenazó con lastimarla, porque supuestamente conoce a integrantes de un grupo delictivo.

EL MARTIRIO CONTINUÓ

Pasó el tiempo y luego ofreció a su mujer a un comerciante de frutas y verduras, al que también le cobró dinero y a su mujer le dio 40 pesos.

Meses después la “clientela” empezó a llegar hasta su domicilio; acudían taxistas y guardias de seguridad. Incluso uno de los taxistas le quemó sus partes íntimas y esa agresión le dejó secuelas.

Mientras tanto, su pareja la siguió amenazando de muerte, si se atrevía a denunciarlo.

Fue en noviembre del 2016 cuando las autoridades descubrieron la situación, luego de que a un elemento de la Fuerza Coahuila —de manera anónima— le fue notificada la situación.

Ya con el caso armado, se cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Salvador.

Las próximas horas de este martes la audiencia continuará, y se espera que le sea dictada la sentencia condenatoria.

La mujer sufrió vejaciones por parte de los clientes que conseguía su pareja.