Vuelve. El festival de música electrónica regresó tras siete años. Fotos: Vanguardia/Héctor García
Después de siete años vuelve a Saltillo el Forja Fest, un festival único en Coahuila dedicado a la música electrónica

Con frío pero con mucho beat, el pasado sábado regresó a Saltillo el Forja Fest, un festival único en Coahuila dedicado a todos los amantes de la música electrónica que desde hace siete años no así su gran aparición.

El lugar elegido para este esperado regreso fue la Hacienda el Mimbre, la cual recibió desde las 17:00 horas a jóvenes que iban preparados para una noche de fiesta memorable. Con estacionamiento controlado y gratuito, decenas de amantes del techno, trance y progressive comenzaron a llegar y a disfrutar de esta nueva experiencia.

Acróbatas y malabaristas con fuego y luces les dieron la bienvenida, mientras los primeros DJs salían al escenario adornado con un par de penachos gigantes, en donde el talento local no faltó de la mano de Bender y Vagos, que con sus distintos géneros como Psy Trance, Progressive Trance, Techno, Micro House se dieron a conocer ante el público.

Desde la Sultana del Norte deleitaron con su sonido techno Delion y Rickte, que hicieron brincar y bailar a los saltillenses con sus respectivos sets. Rickte por su parte recordó su participación en este Festival desde hace más de 12 años, en los que ha recorrido el país con su trabajo.

Entre food trucks y bebidas, la gente disfrutó al máximo de la música, además algunos aprovecharon las áreas verdes para acostarse y deleitarse de la espectacular luna que se dejó ver.

Más adentrada la noche, Interactive Noise, Durs y Beat Controllers mostraron sus mejores mezclas, las cuales los han llevado a los escenarios más importantes del género a nivel mundial. 

Con un espectacular cierre acompañado de un show de pirotecnia, el regreso del Forja Fest a la ciudad parece una promesa por parte de los organizadores, que con un gran control y organización ofrecieron una noche diferente para todos los saltillenses.