Investigan. A disposición de la PGR fue puesto el hombre detenido. / Archivo
Los policías ni siquiera alcanzaron a sostener un dialogo con el tripulante, justo cuando bajaron de su patrulla fueron recibidos a balazos

Un presunto narcotraficante desató una balacera y persecución en la carretera Monterrey-Saltillo durante la madrugada del miércoles, lo que provocó una intensa movilización de la Policía Municipal y del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana (GROM).

El agresor, de 34 años de edad, fue asegurado con más de dos kilogramos de mariguana y con un arma de fuego calibre .22, y fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Federación por el delito contra la salud y portación de arma de fuego.

Todo ocurrió alrededor de las 3:30 horas, cuando elementos del mando único transitaban por el kilómetro 22 de dicha carretera a la altura del ejido Cañón Colorado, y vieron una camioneta sin placas de circulación.

Tras pedirle al tripulante que detuviera su marcha para aplicarle una infracción este hizo caso omiso a los llamados de los oficiales, motivo por el cual iniciaron una persecución al grado de cerrarle el paso al vehículo sospechoso.

Los policías ni siquiera alcanzaron a sostener un dialogo con el tripulante, justo cuando bajaron de su patrulla fueron recibidos a balazos, pero por fortuna alcanzaron protegerse y tratar de repeler la agresión.

Pero el sospechoso aprovechó para retirarse a exceso de velocidad, activaron el Código Rojo para alertar a las diversas corporaciones de seguridad.

Elementos del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana (GROM) que se encontraban instalados en el punto de revisión del kilómetro 25 cerraron el paso con apoyo de dos tráileres para prevenir la escapatoria del enloquecido conductor.

El responsable, al no tener escapatoria, descendió del auto y le volvió dar uso a la pistola contra los policías, y en ese momento fue sometido y desarmado.

En el interior del vehículo los agentes encontraron dos cuadros de mariguana y el arma con la cual atentó contra los oficiales municipales y del Estado.

EL DATO
> El agresor, de 34 años, fue asegurado con más de dos kilogramos de mariguana y con un arma de fuego calibre .22