En todo el país, al menos 24 personas murieron y dos mil casas fueron arrasadas por las llamas

SÍDNEY, AUS.- El gobierno de Australia dijo que está dispuesto a pagar “lo que sea necesario” para ayudar a las comunidades a recuperarse de los letales incendios que han devastado el país.

El ejecutivo prometió dos mil millones de dólares australianos (mil 400 millones de dólares) adicionales para los esfuerzos de recuperación, además de las decenas de millones de dólares ya anunciados, explicó el primer ministro, Scott Morrison.

“Los fuegos siguen ardiendo. Y seguirán ardiendo en los próximos meses”, afirmó Morrison. “Y por eso es por lo que hoy presenté esto que es una inversión inicial, adicional, de 2.000 millones. Si se necesita más y el costo es más elevado, entonces se proporcionará más”.

El anuncio de los fondos, que se destinarán a la reconstrucción de localidades e infraestructuras destruidas por las llamas, coincidió con el de la desaparición de dos personas más en zonas remotas de Nueva Gales del Sur. En todo el país, al menos 24 personas murieron y dos mil casas fueron arrasadas por las llamas, que han calcinado un área dos veces superior al estado de Maryland.

La lluvia y la bajada de las temperaturas el lunes dieron un pequeño alivio a las comunidades que luchan contra el fuego. Pero las precipitaciones también dificultaban que los bomberos completen quemas estratégicas mientras se preparan para una nueva subida de las temperaturas a finales de semana.

“Con la condiciones climáticas más benignas, se presenta una maravillosa tregua para todo el mundo, los bomberos, el personal de los servicios de emergencias y también para las comunidades afectadas”, señaló Shane Fitzsimmons, comisionado del Departamento de Bomberos local.