AP
Dos de los amplios favoritos hicieron válido su pronóstico

Primer día con candidatazos al título del Abierto de Australia. Y ambos ganaron, por diferentes vías. Novak Djokovic, N°2 del ranking ATP y máximo ganador en Melbourne con siete títulos (récord), superó en cuatro parciales a Jan-Lennard Struff (37º), mientras que Roger Federer (3° del mundo) dio cuenta en sets corridos del estadounidense Steve Johnson, 75° del listado.

El Abierto de Australia es uno de los torneos predilectos del serbio, que llega imbatible en este 2020: viene de ganar ocho partidos y el título de la ATP Cup con su país. En la carrera por el número 1 del mundo, en manos del español Rafael Nadal desde el 4 de noviembre pasado, Nole descontó puntos en el torneo de naciones y para recuperar el mando deberá quedarse con el certamen y que el español no llegue a semifinales.

Djokovic tuvo un buen arranque pero decayó en el tercer capítulo ante Struff. Se impuso con autoridad finalmente para cerrar un marcador de 7-6 (5), 6-2, 2-6 y 6-1 y alcanzar una cifra histórica, los 900 triunfos oficiales en singles. Así, el serbio se transformó en el sexto hombre en llegar a esa marca en el profesionalismo.

Por su parte, Federer disputó su primer partido ante Johnson, en la que es su 21° actuación en el primer Major del año. Ganó el de Basilea, de 38 años, por 6-3, 6-2 y 6-2 y superó al local Lleyton Hewitt a la hora de disputar 21 años seguidos este Grand Slam en Melbourne. Además, empató su marca propia tope en un mismo grande, ya que jugó 21 veces en fila en Wimbledon.

De esta manera, Federer ganó los tres duelos ante el rival de turno, tras los éxitos en Wimbledon 2016 e Indian Wells 2017. Fue un paso inicial importante, en busca de tomar nuevamente ritmo de alta competencia.

Además de Djokovic y Federer, en el mismo lado del cuadro se encuentran dos jóvenes potencias que tiran para arriba: el griego Stefanos Tsitsipas (7°) y el italiano Matteo Berrettini (8º).