Foto: tomada de video
En el video, de 1 minuto y 40 segundos, la profesionista expone los abusos que asegura se cometen con el personal de primera línea que atiende a pacientes COVID

México.- Este día, circuló en redes un video de la doctora  Ana Paola de Cosío, médica del Instituto Mexicano del Seguro Social quien expone su decisión de renunciar al IMSS debido a la “inequidad” y el “gandallismo” que observa entre el personal de la dependencia.

En el video, de 1 minuto y 40 segundos, la profesionista expone que es endocrinóloga pediatra: "Yo me formé en el Instituto Nacional de Pediatría y estoy trabajado desde abril del 2020 en el Hospital de Pediatría Siglo XXI. Desde abril soy 08 en área COVID y en área respiratoria”, y expone los abusos que asegura se cometen con el personal de primera línea que atiende a pacientes COVID.

La trabajadora del sector Salud, denunció que desde abril que forma parte del personal de primera línea para dar atención a los pacientes hospitalizados por COVID-19, ha recibido solo en una ocasión el bono COVID prometido por el gobierno federal.

“Solo en una ocasión recibí el bono COVID, pero tengo compañeros que nunca lo han recibido y nunca se nos dio respuesta del motivo por el cual no se nos entregó el bono”.

Pero, la cosa no para ahí, ahora lo peor es que la médico, refiere que ni ella ni sus compañeros aparecen en la lista de personal para aplicarse la vacuna contra el COVID-19 que se supone debe ser para quienes se encuentran arriesgando su vida en las áreas donde se atienden a pacientes hospitalizados por el virus, prevaleciendo el “gandallismo” del personal administrativo que acapara las vacunas de Pfizer que han llegado a México.

“Ahora resulta que no aparecemos en las listas de vacunación, cuando hay personal administrativo que está recibiendo la vacuna argumentando que están a cargo de equipos COVID, pero nunca se meten y nunca están expuestos. También ha habido servicios que han recibido la vacuna cuando son servicios que no están en primera línea”.

La doctora Ana Paola de Cosío, denunció además que ha sido víctimas de amenazas por manifestar su inconformidad.

“El día de hoy fui asignada nuevamente al área respiratoria cuando ya hay personal vacunado que pudiera considerarse para entrar a hacer estas labres, y cuando solicité que se considerara a alguien que ya ha sido vacunado se me amenazó, que me iban a acusar de abandono de trabajo”.

Por los abusos antes mencionados, es que la doctora del IMSS, manifiesta que decidió renunciar a su trabajo.

“He decidido renunciar por la inequidad, el gandallismo de las autoridades, la falta de vacunación para los que estamos en primera línea y las autoridades sí tienen la vacuna y son quienes nos mandan a estar expuestos.

“Me voy peor quiero hacer esta situación pública para que se sepa la situación que estamos viviendo y que varios compañeros que están pasando por lo mismo puedan tener una respuesta y una solución”, remató la doctora en su mensaje.