Beneficios. Este procedimiento ayuda a salvar o a mejorar la vida de otros pacientes. / ESPECIAL
Los órganos se trasladaron con estrictas medidas de seguridad a la UMAE No. 25 del estado de Nuevo León.

Ayer dos personas salvaron su vida y otras dos mejoraron su salud gracias a la donación de riñones y córneas por parte de una joven de 28 años en el Hospital General de Zona No. 2 del IMSS en Saltillo, informó el doctor Rolando Caballero López.

El coordinador de Donación de Órganos de la Región Sureste, Caballero López, detalló que la intervención inició a las 1:00 horas de la madrugada.

Aunque el personal médico tenía autorización para tomar todos los órganos, el hígado y el corazón de la joven no resultaron viables.

Caballero López dijo que la paciente se encontraba internada desde el domingo y, pese a los esfuerzos de los médicos, presentó muerte encefálica, por lo que sus familiares accedieron al procedimiento de donación.

En familia nunca habían tocado el tema, sin embargo, tanto esposo como hermanos se mostraron a favor de la disposición de órganos, debido a que gracias a los medios de comunicación sabían de los beneficios y de cómo ayuda a salvar otras vidas, detalló el especialista.

Los órganos se trasladaron con estrictas medidas de seguridad a la UMAE No. 25 del estado de Nuevo León.

Caballero López reiteró que hasta el momento los únicos requisitos para una donación de esta índole son la muerte encefálica, que la persona no haya padecido enfermedades transmisibles y que el trasplante represente un beneficio a la salud del receptor.

Llamó a la población a platicar en familia el tema, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones, ya que en cualquier momento se puede presentar una situación en la que se tenga la oportunidad de salvar la vida de otras personas o estar del lado de los pacientes que requieren un órgano.