Foto: Tomada de Internet
Mientras el mandatario se cubría con un amplio paraguas, su esposa y su hijo fueron blanco de la lluvia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó a su suerte a su esposa Melania y a su hijo Barron durante un aguacero en Florida.

Mientras Trump se cubría con un amplio paraguas, Melania y Barron fueron blanco de la lluvia, sin que el padre de la familia se dignara a cubrirlos, cuando se disponían a abordar del Air Force One para regresar a Washington.

Varios fotógrafos de prensa captaron el momento en que el mandatario sube la escalinata en solitario y su familia avanza detrás de él.

Ya frente a la puerta, Trump hizo un alto y permitió que Melania y Barron entren a la aeronave.

Las imágenes se han viralizado en redes sociales, donde múltiples usuarios aseguran que el hecho evidencia el egoísmo del presidente estadunidense.