Foto: Especial
El nuevo equipo buscará mantener el estilo improvisado y agresivo del candidato republicano

Por segunda ocasión, en menos de dos meses, el candidato republicano Donald Trump cambio a los integrantes de su equipo de campaña, ante la caída de su popularidad en los últimos sondeos.

Trump nombró a Steve Bannon, uno de los críticos más combativos de los demócratas, como jefe de campaña; y a su asesora Kellyanne Conway, como gerente de campaña.

La elección de Bannon coincide con uno de los grupos de asesores que buscan dejar a 'Trump ser Trump', con un estilo improvisado y agresivo, con su discurso nacional populista y en contra de las élites y los inmigrantes, que le permitió ganar ante 16 candidatos republicanos y le podría servir para derrotar a su contrincante demócrata Hillary Clinton.

Bannon dirige el medio Breitbart News que ha florecido en la administración del presidente Barack Obama y con el movimiento populista "Tea Party", desarrollando un periodismo de guerrilla a base de escándalos, algunos de ellos falsos.

Su anterior jefe de campaña Paul Manafort, que intentó contener a Trump, representaba el otro extremo de asesores que consideraban necesario moderar el mensaje y apegar al empresario inmobiliario a un guión, para convencer a los votantes.