Donald Trump, Presidente de Estados Unidos / Foto: AP
El mandatario le pregunta que si todavía cree en Santa Claus

La falta de tacto por parte de Donald Trump se hizo nuevamente presente cuando el presidente de Estados Unidos habló con un niño de siete años que solamente quería saber dónde estaba Santa Claus.

Como parte de una tradición de más de 60 años, voluntarios como Trump apoyan a la NORAD en rastrear a Santa para darle informes a los niños sobre la localización precisa de Papá Noel. 

Sin embargo, durante una llamada con un pequeño llamado Coleman, el presidente estadunidense le preguntó al niño si todavía creía en Santa, porque "a los siete años es un poco marginal, ¿cierto?". 

Tras la extraña llamada, muchas personas criticaron a Donald Trump señalando que posiblemente había arruinado la Navidad de un niño. 

"Es fantástico que Trump pasó la Nochebuena hablando con niños de siete años para decirles que creer en Santa a su edad es 'Marginal'", dijo el senador Chris Murphy. 

"Irónicamente, Donald Trump diciéndole a un niño que Santa Claus no es real es básicamente la única verdad que ha dicho al público este año"

 


"En caso de que olvidaran que Donald Trump es el peor hombre en el mundo, le preguntó a un niño de siete años si todavía creía en Santa"

No se sabe lo que Coleman le respondió a Trump, pero al finalizar la llamada, el presidente se veía sonriente.