Agradecidos. Los pequeños ya podrán cumplir con sus tareas. Jesús Peña
En eso los chicos, Grethel, Miguel, María belén, Victoria, Camilo, Javier y Aquiles, se alborotaron de contentos y formaron una rueda en torno de su madre

SALTILLO, COAH.- Grethel y Miguel, dos de los 10 hijos de Celina Rembao Villa, la mujer que tiene 10 hijos en la escuela, no lo creían.

Eran como las 3:00 de la tarde, ellos estaban en la puerta de su casa, calle Adonis, de la colonia Ciudad Las Torres, cuando el reportero llegó con el donativo de dos tablets que una familia saltillense les había donado.

“Te hago entrega…”, dijo el reportero a Celina y le entregó las cajas selladas con los dispositivos.

Apenas Celina escuchó la frase y tuvo en sus manos las tablets su rostro se iluminó y dejó escapar una sonrisa de agradecimiento.

En eso los chicos, Grethel, Miguel, María belén, Victoria, Camilo, Javier y Aquiles, se alborotaron de contentos y formaron una rueda en torno de su madre.

A esa hora no estaba Alondra, la mayor de la familia, tampoco Tadeo. Alondra se había ido a tomar sus clases en línea a casa de su abuelita, donde hay una laptop con internet; Tadeo, como ya había terminado su tarea, se fue a trabajar al taller de su tío. 

Así es que Grethel y Miguel se apoderaron de las tablets, las abrieron con loca avidez y las abrazaron, ya no las quisieron soltar.

Los pequeños agradecieron a los donantes, afirmando que ahora sí podrán hacer sus tareas.