Crítico. Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado, cuestionó el destino de los recursos extraordinarios que ha tenido el Gobierno Federal.
Señala presidente de la Cámara de Senadores que esa es ‘la gran incógnita’ en un Gobierno que dispone de recaudación máxima, está megaendeudado y que además se sirve de políticas de precios públicos (‘gasolinazos’) para disparar su ingreso

“Nunca antes un Gobierno Federal ha tenido tanto dinero como lo tiene el actual; sin embargo, nadie sabe dónde está ese dinero o qué han hecho con él”, señaló el senador Roberto Gil Zuarth en entrevista con VANGUARDIA.

El hasta hoy presidente de la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión dijo que “esa es la gran incógnita”.

Gil indicó que, por ejemplo, el Gobierno Federal está alcanzando sus máximos históricos de recaudación.

“Por primera vez en casi un siglo, el precio internacional de la gasolina está por debajo del precio público de venta en México, eso qué significa, que están recaudando con el precio de la gasolina.

“Están haciendo grande la brecha entre el precio de venta de la gasolina y el precio de compra en el mercado internacional, ¿para qué?  para cerrar la brecha de las cuentas”, opinó.

Señaló que en general, la recaudación actualmente alcanza los 11 puntos porcentuales del PIB del País.

“Por eso ahora es recaudación y la gran pregunta es dónde está ese dinero… Estamos en el pico histórico de recaudación, 11 puntos porcentuales del PIB, (alrededor de 1.5 billones de pesos)”, dijo.

“Tienes más ingresos vía tributaria,  tienen más ingresos vía deuda y además estás utilizando la política de precios públicos como política de recaudación, en consecuencia tienes más dinero en el bolsillo. ¿Y a dónde se está yendo ese dinero? No hay proyectos de inversión, por lo menos no se ven en ningún lado, el mayor proyecto que van a hacer es el aeropuerto y con algunas dificultades”, sostuvo.

Aseveró que incluso un ingreso extra fueron los remanentes de operación del Banco de México, en torno a 240 mil millones de pesos, derivados de las ganancias por vender el dólar más caro.

“Más de la mitad de ese dinero fue destinado a pagar a proveedores de corto plazo, es decir, unos 160 mil mdp. ¿Y el dinero que sobró dónde está?  Tú revisas el gasto público y dices ¿dónde está esa lana?”, subrayó.

El Senador consideró que puede haber varias explicaciones a las preguntas acerca hacia dónde se está yendo ese dinero.

“En primer lugar, el gasto corriente de la administración; segundo, la lana que le mandaron a los gobiernos de los Estados; y tercero, siento que están cerrando brechas de algunos errores que han cometido al inicio de esta administración, fundamentalmente la forma en que contrataron la deuda que está generando altos intereses cuando se disparó el tipo de cambio”, externó.

ADEMÁS, ECHAN A PERDER LA REFORMA ENERGÉTICA
Gil Zuarth, por otro lado, aseguró que la paraestatal Pemex ha echado a perder la Reforma Energética.

“Pemex está echando a perder la reforma energética, porque empieza a hacer dumping… Empieza  a castigar el precio del gas vía descuento, dice: ‘a ver, a los que me comercializan a mí, a los que me compran a mí para venderle al público les voy a dar un descuento sobre el precio del 34%’”, señaló.

El legislador indicó que esa práctica de dumping afecta a los importadores del energético.

“El importador trae a 8 pesos con 5 centavos el kilo de gas, Pemex se los estaba dando a 6.9 pesos, es decir le estaba perdiendo un peso, les está regalando mil millones de pesos al mes a los proveedores que se quedaron con él.

“El mercado internacional dice ‘¿de qué se trata?... Están echando a perder la Reforma Energética’, y todo porque Pemex se empezó a quedar sin clientes”, externó.

Gil Zuarth dijo que con esa política de descuentos, Pemex está perdiendo 12 mil millones de pesos al año, nada más en esa operación.